Aspecto del interior de Santa Maria; Antes de 1983

jueves, 31 de diciembre de 2009

27 Años Sin Santa María de los Reales Alcázares (1983 - 2010)

Bonita postal de la Antigua Colegiata de Santa María de los Reales Alcázares en el año 1910; (Foto Gentileza de la Universidad de Sevilla).

El 18 de Julio de 2.010, se cumplen ya 27 años, de la clausura a la cultura y al culto, de la grandiosa iglesia mayor de la ciudad de los cerros: Santa María de los Reales Alcázares.


Se emplaza sobre la zona arqueológica y la mezquita mayor, la Colegiata de Santa María de los Reales Alcázares es la iglesia mayor de la ciudad y en ella se dan cita distintos estilos artísticos, desde el románico hasta el neomudéjar.


La fachada principal es obra tardo renacentista. Las distintas partes que la integran están separadas por pilastras. La portada grecorromana, construida en el siglo XVII, está formada por un arco de medio punto flanqueado por columnas pareadas. El relieve del piso superior representa la escena de la Adoración de los Pastores.


Posee además otra portada, conocida como Consolada, es de estilo clasicista en la que se sitúan los escudos del obispo Dávila.


La planta de la iglesia tiene cinco naves de igual altura, siendo más estrechas las laterales. Las cubiertas están formadas por artesonados de madera imitando el estilo mudéjar, separadas por pilares y arcos ojivales. En los laterales se sitúan capillas que siven de sepultura de obispos y nobles de la ciudad. En algunas de ellas, como la de la Yedra o Nuestra Señora de Guadalupe, cuenta con rejas fabricadas por el Maestro Bartolomé.El claustro se termina a finales del siglo XV. Su trazado es irregular, cubierto con bóvedas de terceletes góticos y rodeado por capillas.

sábado, 12 de diciembre de 2009

Recordando La Conmemoración Del VI Centenario (1381-1981) De La Aparición De La Virgen De Guadalupe En Su Relación Con La Iglesia De Santa María.


El Claustro De Santa María Fue Adornado Con Las Banderas De Todos Los Países De América. En Los Muros Aparecían Cuadros Con Las Imágenes De Las Vírgenes Patronas De Todas Las Ciudades Y Pueblos De España Y Bastantes De América. (Fotos Felipe).
En día 1 de Mayo de 1981, en la lonja del Hospital de Santiago es el recibimiento oficial, pronunciando unas palabras llenas de encanto y sabor mariano el escritor de Úbeda, ya fallecido, Antonio Parra. La Agrupación Coral “Virgen de Guadalupe” interpreta el Himno del VI Centenario, y, en procesión, la imagen de la Virgen queda al culto durante una semana en la iglesia de San Isidoro. Al domingo siguiente, en procesión de rogativas, la Patrona de Úbeda es llevada a la hoy clausurada iglesia de Santa María.

El día veintinueve del mes de Agosto, de ese recordado año, se inaugura una magna Exposición cultural de Cuadros de Patronas de España y del extranjero y de Banderas de Países Latinoamericanos.
Durante la primavera - verano de 1981, la imagen de la Virgen de Guadalupe y con motivo del VI Centenario de la aparición, según la tradición, de la imagen de la Virgen, recibió el amor y veneración de sus hijos de Úbeda en el altar mayor de Santa María (Foto: Felipe).
La imagen de la Virgen; durante su estancia en Santa María, quedó entronizada en el Altar Mayor de Santa María. Así mismo dos de los emplazamientos más importantes del recinto, son la capilla mayor, lugar privilegiado de los santuarios cristianos y la capilla de Santa María de Guadalupe o del Gavellar, zona en la que la imagen de la patrona recibía veneración y oración, durante todos los años en los meses estivales de verano, de sus hijos los ubetenses..

El día treinta, de Agosto, de ese año del Centenario; comienza la muy recordada Novena[1] en honor de la Patrona de Úbeda en la iglesia de Santa María, participando como orador sagrado, Monseñor Jerónimo Bernabeu Oset, hijo de Úbeda, Canónigo de la Catedral de Cádiz, con la intervención todos los días de la Agrupación Coral “Virgen de Guadalupe”.

Durante los días de la novena los niños de Úbeda, hasta los dos años de edad, son pasados por el manto de la tan venerada imagen.

El día ocho, del mes de septiembre; festividad de la Natividad de Nuestra Señora, siendo las once horas se celebra en la emblemática Iglesia de Santa María la solemne Fiesta Principal oficiada por el obispo de la Diócesis de Jaén Miguel Peinado, Peinado, asistido por veintiún sacerdotes entre carmelitas, escolapios, jesuitas y salesianos, muchos hijos de Úbeda y otros llegados de diversos puntos de España para unirse de esta forma a las celebraciones del VI Centenario. El ruinoso templo de Santa María se encontraba totalmente lleno de fieles y miembros de las Secciones de Barcelona, Madrid y Sevilla de la Real Archicofradía, junto a Úbeda, el Alcalde Socialista Gamez[2], representaciones civiles y religiosas, hasta tener que habilitar la parte del claustro que da a la puerta de la Consolada para facilitar el acceso y salida del público.

En presencia de las cámaras de televisión, se hace además acto de entrega a la imagen de la Patrona, el broche de oro de la Ciudad. La Agrupación coral “Virgen de Guadalupe” interpretó la misa a cinco voces de Julián Ezcurra, y unas emotivas jotas inéditas. Al finalizar la Ceremonia se hace entrega por parte del escritor Fernando Álvarez al presidente de la Real Archicofradía, un artístico jarrón de la ciudad de Cáceres, de la que es Patrona la Virgen de Guadalupe.

Por la tarde a las ocho, partiendo de Santa María, se procede a la tradicional procesión, por un recorrido distinto al habitual hasta llegar a la iglesia de San Isidoro. La procesión es presidida por el gobernador civil accidental, secretario general del gobierno Civil, Vicente Merino Soriano, distintas autoridades civiles, religiosas, cofrades y militares. Presidentes de distintas cofradías marianas tanto de España como de Latinoamérica y de la Ciudad. Abriendo la magna procesión la banda de cornetas y tambores de la Cruz Roja Española y cerrándola la Agrupación Musical Ubetense.




[1] La Novena que se celebra al año siguiente; 1982, es la última que se realizó en dicho templo, por motivo de las interminables de restauración que se vienen desarrollando....

[2] José Gámez Martínez, alcalde socialista que fuera de la Ciudad fue el primero de la Democracia e Hijo Predilecto de Úbeda.

jueves, 3 de diciembre de 2009

Acontecimientos Semana Santeras Ocurridas En Santa María De Los Reales Alcázares Durante El Siglo XX,...


Desde 1868, este templo es la sede canónica de la Muy Antigua e Ilustre Cofradía de Jesús Nazareno. Su anteriores sedes fueron desde 1577 a 1836, el convento de San Andrés y desde 1836 hasta 1868 el convento de Las Cadenas.

En 1914 se realizan obras en Santa María que consistieron en reforzar las naves laterales del templo. Ya que desde el siglo XVIII cuando se sustituye la techumbre mudéjar por las bóvedas de yeso y caña, empiezan los problemas de ruina en muros y pilares por el gran peso de las bóvedas que soportan estos. Estos pilares y muros se hicieron para soportar el peso inferior que ofrecía el artesonado del siglo XIV.

En el año de 1921 sale por primera vez de Santa María el desfile penitencial del Cristo de la Espina (Cofradía de la Caída) hasta el año 1929. En 1931 se cierra al culto y se realizan obras de consolidación, se atirantan pilares se hacen arcos rebajados en los pilares de las naves de capillas, se descubre una portada mudéjar al lado de la sacristía. En 1934 se vuelve abrir al culto. Tras el saqueo de Santa María en 1936, la imagen antiquísima de Jesús de las Aguas, que desde finales del siglo XIX se veneraba aquí, fue arrastrada con una soga por el claustro y se corto en pedazos con un hacha y se hizo una hoguera con ella para quemar la valiosa sillería del siglo XVI, el retablo de Pedro Machuca, la custodia de Luis XIV, retablos, imágenes, cuadros y las campanas. Solamente se salvó milagrosamente el Cristo de los Cuatro Clavos, Virgen de Guadalupe, (que fue salvada de entre las llamas por una persona desconocida, y cualquiera sabrá en que sitio de la ciudad estará escondida) y el trono del Cristo Yacente. La iglesia en la guerra fue utilizada como cuartel.

En 1941 el escultor Jacinto Higueras realiza la actual imagen Jesús Nazareno venerándose en un altar provisional situado en el lado de la epístola de Santa María. Un año después en 1942, la Cofradía de la Caída que fue fundada en 1904 en el convento de la Concepción, pasando después al de San Miguel, se reorganiza teniendo su nueva sede canónica desde entonces en Santa María. A su vez encargan al escultor Mariano de Benlliure la magnífica imagen de Jesús Caído. La Capilla de la Yedra de Santa María alberga esta imagen para su veneración algunos años. El escultor Amadeo Ruiz Olmos realiza en 1943 para la parroquia de Santa María la Virgen de los Dolores de la Cofradía de Jesús. Llega el año de 1947 y el patrimonio cultural de Santa María se enriquece una vez más. Ahora con el fabuloso grupo escultórico del Santo Entierro obra del genial escultor Francisco Palma Burgos. Este mismo realiza un impresionante y monumental decorado en la capilla de los Carvajales, para albergar en dicha capilla el grupo escultórico de la cofradía del Santo Sepulcro y Santo Entierro de Cristo.

En el año de 1951 se empieza ha restaurar y decorar en Santa María la Capilla de Santiago a cargo de don Francisco Palma Burgos. El 19 de marzo de 1957, la Real Cofradía de la Humildad celebra su Fiesta principal en este templo de Santa María. Realizando desde el mismo, en la tarde del Jueves Santo de 1957, su desfile procesional.

En 1959 se termina la restauración de la antigua capilla de Santiago, patronato de los Orozco, con la realización de un artístico altar con baldaquino realizado por Palma Burgos, tras la restauración, esta capilla alberga las imágenes de la Cofradía de Jesús Nazareno. En este mismo año un hermano de dicha cofradía costea la nueva imagen de la Virgen de los Dolores obra de Palma Burgos vendiéndose la anterior imagen a la localidad de Torreperogil. El 4 de julio de 1954 se celebró la primera Fiesta Principal de la cofradía de la Santa Cena, ya que en este templo se le pensó dar culto a las imágenes de esta cofradía. En 1965 Palma Burgos realiza la nueva imagen del Cristo Yacente para ser colocada en la actual capilla del Cristo Yacente perteneciente a la cofradía del Santo Entierro. En 1967 la Cofradía de la Caída cambia su titular de capilla y lo traslada a la antigua Capilla de San Gregorio venerándose sobre un magnífico trono de plata Meneases (el de la Virgen de la Amargura),. El Martes Santo de 1970, la Cofradía Penitencial del Cristo de la Noche Oscura realiza su Vía crucis procesional desde este templo Mayor de Úbeda..Durante 1977 se celebra en el templo el IV Centenario de la Muy Antigua e Ilustre Cofradía de Jesús Nazareno celebrándose muchos actos emotivos al titular de la Cofradía. En conmemoración a aquellos actos se instaló en la pared lateral derecha de la capilla una bella lápida de cerámica con la inscripción: “Muy Antigua e Ilustre Cofradía de Ntro. Padre Jesús Nazareno – Conmemoración del IV Centenario -1577-1977-Úbeda”.

En 1981 es el VI Centenario de la Aparición de la Virgen de Guadalupe patrona de Úbeda y se celebra diversos actos de conmemoración en la ciudad y a partir del 20 de junio es trasladada a distintos templos de la ciudad. A partir del 9 de Agosto vuelve otra vez al Altar Mayor de Santa María y en el mismo templo se organiza durante la Novena una magna exposición sobre todas las patronas de España y de Centro América inaugurándose el 28 de Agosto. La fiesta principal es televisada por TVE y. es digno de mencionar que el templo de Santa María estaba repleto de feligreses durante la celebración.

En Febrero de 1983 la cofradía del Santo Entierro pinta y decora su capilla. Las cofradías de Jesús, de la Caída y Santo Entierro celebran por última vez sus fiesta principales en este templo y en mayo del mismo año la Virgen viene a su Capilla de Santa María para recibir veneración por última vez ya que mediante oficio del Alcalde de la ciudad don Arsenio Moreno Mendoza en 18 de Julio de 1983, dirigido al entonces prior de Santa María Diego García Hidalgo, se cierra al culto por problemas de deterioro alcanzado en los elementos susténtales y la Virgen es trasladada en procesión a la iglesia de San Pedro para recibir culto y celebrar su tradicional Novena. Ingenuamente se pensó que las obras durarían un par de años, que desgraciadamente se ha multiplicado por diez. Y que en pleno año 2002, aun no se sabe la fecha de su apertura.

El 23 de Febrero de 1986 se celebró en la iglesia de la Concepción, la Primera Fiesta Principal de la Cofradía de la Virgen de Gracia, en la misma se bendijo la Imagen titular. El Lunes Santo de 1987, esta nueva Cofradía de Nazarenos Virgen de Gracia inicia su primera salida procesional desde la puerta de la Consolada de Santa María.

El día 5 de Abril de 1997 tanto la Unión de Cofradías y Agrupación Arcipestral organizan una manifestación, para reclamar la pronta apertura al culto de la Iglesia de Santa María. El Jueves Santo de 1999, la Cofradía de la Oración en el Huerto inicia su primera salida procesional desde este templo ya que sus anteriores templos fueron de salida fueron desde 1946 hasta 1979 la Capilla del Hospital de Santiago; desde 1980 hasta 1995 la Sacra Capilla del Salvador y desde 1996 hasta 1998 la Iglesia de San Pablo. En Mayo de 1999, la Unión de Cofradías, el Vicario Don José Lomas y los presidentes que de Cofradías que tienen su sede en la Parroquia de Santa María San Pablo, fundan la Asociación Cultural Amigos de Santa María, con el fin de recaudar fondos para recuperar parte del patrimonio litúrgico que la iglesia necesita, para cuando se abra al culto.

De esta clausurada iglesia Mayor, salen varios “pasos”: Nuestra Señora de Gracia el Lunes Santo por la noche. Jesús en la Oración en el Huerto y Nuestra Señora de la Esperanza en Jueves Santo por la mañana. Jesús Nazareno, Virgen de los Dolores, San Juan y La Verónica y el Cristo de la Caída y Nuestra Señora de la Amargura el Viernes Santo, por la mañana. Y el Santo Entierro de Cristo y Santo Sepulcro igualmente el Viernes Santo, por la noche y acompañado por la Procesión General.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Obispos Benefactores De La Antigua Colegiata De Santa María De Los Reales Alcázares.

Escudos heráldicos del Obispo Sancho Dávila, en la Puerta de la Consolada.
Don Sancho Dávila y Toledo. Sancho Dávila Toledo (Ávila, 9 de octubre de 1546 - Plasencia, 5 de diciembre de 1625) fue obispo de varias diócesis españolas y autor de algunas obras de temática religiosa.
De familia distinguida, pero mas que todo eminente por su santidad, su vasto conocimiento y su éxito como orador. Hizo sus estudios eclesiásticos y su doctorado en la Universidad de Salamanca. Fue consagrado Obispo ocupando en diferentes épocas la Sede de Murcia, la de Jaén (entre 1600 – 1615), la de Sigüenza en 1615 y siete años más tarde ocupó la de Plasencia, donde permaneció hasta el día de su muerte.
Fue el confesor de Santa Teresa. Sus siguientes obras en español son escritos de gran valor. “La Debida Veneración a los Cuerpos y Reliquias de los Santos”. (Madrid 1611); “Sermones” (Baeza, 1615), “Los Suspiros de San Agustín”. Del Latín (Madrid, 1601, 1626); y en manuscrito, la Vida de San Agustín y Santo Thomas.

"Electo Obispo de Abila, antes de embiar por las Bulas, fue promovido al Obispado de Cartagena en el año 1591, y de Cartagena a este de Iaén, y Baeza en el 1600, en el qual el 13 de Abril entró en Jaén. Fue obispo de este Obispado hasta mediado el año 1615, en el cual en el mes de Noviembre saliò de Iaén para Sigüenza por Prelado de aquella Iglesia, la qual governó hasta el Año 1622, en que se le dio el Obispado de Plasencia, adonde muriò en el lugar de Xaraizejo a 6 de Diciembre del año 1625".

Fue el promotor de la edificación de las portadas principales de la ubetense Colegiata de Santa Maria.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Aseguran Que Se Han Cometido Muchos Fallos En La Restauración De Santa María


El experto Antonio Almagro aludió a los desprendimientos del artesonado «La cuestión no es que se caigan piezas, sino si se necesita este artesonado» (Foto Almansa Moreno).

ALBERTO ROMÁN

Domingo, 17 de septiembre de 2006.

El desprendimiento de seis piezas del nuevo artesonado de la iglesia de Santa María de los Reales Alcázares continúa siendo motivo de polémica aunque, según responsables de las obras de rehabilitación del templo, no se han vuelto a ver más trozos de madera en el suelo. No obstante, no faltan quienes cuestionan la forma en la que se ha montado la estructura de madera y, en definitiva, quienes critican otros muchos aspectos de la intervención global que mantiene cerrado el edificio desde hace 23 años.
Uno de los miembros de la comisión constituida para la apertura de Santa María, Antonio Almagro, advirtió de que el artesonado se está colocando de manera novedosa en el templo dentro de las actuaciones de restauración que realiza la Junta de Andalucía en la iglesia. «No sé exactamente el motivo, pero lo cierto es que unas piezas se han caído», explicó.

Nada que ver con el XIV

No obstante, sostuvo que el problema «no es que se caigan, sino si se necesita ese artesonado». Al respecto, analizó que se ha invertido mucho dinero en la restauración del templo pero que, a causa de las diferentes actuaciones y proyectos realizados, la iglesia no conserva el aspecto que lució en el siglo XIV y agregó que, de hecho, «se han cometido muchos fallos».


Almagro, autor de diversos estudios sobre Santa María de los Reales Alcázares además de haber centrado su tesis en el templo, consideró que la apertura de la iglesia es «un misterio», pues, según recordó, la Junta anunció tiempo atrás que la abriría el año próximo, si bien todavía queda pendiente una última fase que tiene un plazo de ejecución de unos 18 meses, de manera que el cumplimiento de ese compromiso sobre la inauguración es, «por lo menos, imposible».

La mayor inversión

Por su parte, el delegado del Gobierno andaluz en Jaén, Francisco Reyes, explicó a finales del pasado mes de abril que la Junta de Andalucía ha invertido en la restauración de Santa María de los Reales Alcázares de Úbeda más de 5,7 millones de euros, «la mayor inversión que ha hecho la Junta en un edificio» de la Iglesia.Reyes concretó entonces que ya se ha terminado la cuarta fase de restauración del templo, lo que ha supuesto una inversión de más de 930.000 euros, y agregó que después del verano comenzará la quinta, que está presupuestada en 1,94 millones de euros y que tiene un plazo de ejecución de 18 meses.

...


EN EL SUELO. Piezas desprendidas del nuevo artesonado. /ROMÁN.

lunes, 16 de noviembre de 2009

SANTA MARÍA DE LOS REALES ALCÁZARES, ALMACÉN DE ESTILOS ARQUITECTÓNICOS. Portada De La Capilla De San José

Su portada al exterior, sigue los cánones de portada tardo renacentista, con representaciones de la Fe, la Caridad. Ángeles tenantes con heráldica fundacional; el patrón San José, en hornacina bajo baldaquín, cartela bajo lema: SOLO A DIOS SE LE DEBE HONOR Y GLORIA. Su reja repujada es más barroca que renacentista.

La antigua capilla de los Próceres de Vezmeliana, hoy de los Sabater, se sitúa en el lado derecho de la Capilla Mayor de la antigua iglesia Colegial de Santa María.

Sabemos por Barranco Delgado que este oratorio funerario fue edificado y fundado en 1628 por el Canónigo tesorero de la Colegial de Santa María y fundador del palacio de su nombre (mal llamado Palacio del Marqués de Mancera), Antonio Molina y Valenzuela, bajo la advocación de la Inmaculada y San José.

Posteriormente pasó a los Marqueses de Vezmeliana, permaneciendo en su poder hasta 1877, fecha en la que fue vendida a don Ignacio de Sabater Arauco.

Su amistad con el prior Alejandro Monteagudo, le permitió reconstruir en 1881, la capilla, que está colateral por el lado de la epístola al altar Mayor, que más tarde se convertiría en su Panteón familiar con privilegio a la misma y a los Sabater por Breve Pontificia de 1909. Hoy es su actual propietario, uno de los descendientes: don Natalio Rivas Sabater.



Su portada al exterior, sigue los cánones de portada tardo renacentista, con representaciones de la Fe, la Caridad. Ángeles tenantes con heráldica fundacional; el patrón San José, en hornacina bajo baldaquín, cartela bajo lema: SOLO A DIOS SE LE DEBE HONOR Y GLORIA. Su reja repujada es más barroca que renacentista.

Santa María de Úbeda; Los Cuatro Evangelistas del Altar Mayor.

Detalle de la monumental Cúpula de la Capilla de Mayor de Santa María
Los 4 evangelistas: Cada evangelísta tiene su símbolo: Lucas , el buey, Mateo, el ángel (hombre), Marcos, el León, Juán, el águila. De ahí que el símbolo de Venecia sea el León ( San Marcos es el patron de Venecia). El "tetramorfo" es una composición simbólica medieval : Cristo rodeado por los 4 evangelistas. Estos rodean al Rey Dios como hacían en Egipto los cuatro hijos de Horus alrededor de la momia (el futuro resucitado). En las antíguas iglesias de oriente vemos a los evangelistas representados con cabezas de animales sobre un cuerpo humano, según la antígua mitología egípcia.

domingo, 8 de noviembre de 2009

Los Caballeros 24 Reivindican Soluciones Para Santa María,...

El grupo de los Caballeros Veinticuatro ante las puertas de Santa María; llevó a cabo un año más sus particulares protestas en favor del patrimonio ubetense. FOTOGRAFíA: Miguel Angel Lorente


Publicado en Ideal Jaén el 8/11/2.009

por ALBERTO ROMÁN ÚBEDA
Como cada mes de noviembre, el grupo de ubetenses que se hace llamar Caballeros Veinticuatro sacó a la calle sus reivindicaciones en materia de patrimonio, cuyo objetivo siempre es hacer una llamada de atención sobre la mala conservación de algunos edificios monumentales de Úbeda o el cuestionable acierto en diferentes intervenciones en el casco histórico. Un año más, estos ubetenses comprometidos colocaron en la noche del viernes distintas pancartas en varias fachadas, además de seis cirios, su firma particular. Concretamente, lo hicieron en un palacio y en dos templos.

El primer cartel lo colgaron en la iglesia de Santa María, objetivo habitual de este grupo que, tal y como anunció hace años, mantendrá mientras siga cerrada (ya suma 26 años) debido a unas interminables y no siempre certeras obras de restauración. Pidieron a las administraciones «que procuren no hacer más desaciertos de los denunciados por otros entendidos en arte y que no hagan más pastiches», pues lo que desean es que «las restauraciones sean tales y no reinvenciones».

La segunda pancarta se puso en la iglesia de San Lorenzo, cuyo estado de conservación es lamentable y que sigue a la espera de un acuerdo entre administraciones y Obispado.

Reivindicaron una pronta intervención en la techumbre y en el interior, antes de que le suceda «lo que a la no menos histórica y singular ermita de San Bartolomé», hoy casi desaparecida. Aunque rogaron que las obras «no sean como las acometidas recientemente con el empedrado de la plaza del mismo nombre».

...

El grupo ante el Palacio de los Orozco. / ROMÁN

Finalmente, el tercer cartel fue anclado en el Palacio de los Orozco de la plaza de San Pedro, que igualmente amenaza ruina, viéndose ya su fachada bastante deteriorada. En este caso, los Caballeros Veinticuatro aseguraron que el inmueble se derruirá totalmente «si sus actuales dueños no lo remedian», y criticaron igualmente la «pasividad» del Ayuntamiento.

jueves, 5 de noviembre de 2009

Santa María De Los Reales Alcázares. Cuando El Tiempo Se Cansa…


Esto era románico. Pero, verá usted; a principios del XVI, un obispo, entusiasta del gótico, levantó las ojivas, con bóveda de crucería, del claustro. Foto Vbeda.com.

Santa María De Los Reales Alcázares.
Cuando El Tiempo Se Cansa…


Artículo publicado por Juan Pasquau Guerrero.
En (A B C, 4 Junio de 1960)

La decoración de una mutilada imposta románica trae al claustro una primavera lejana; una primavera que se hizo para siempre piedra silenciosa. Pero aquí la imposta es un producto de saldo de esas liquidaciones apresuradas que las reformas artísticas decretan en los monumentos…

Esto era románico. Pero, verá usted; a principios del XVI, un obispo, entusiasta del gótico, levantó las ojivas, con bóveda de crucería, del claustro.

Y la remota plasmación románica quedó ahí como testimonio –como documento- un poco amedrentada y confinada, pagando su vasallaje… Y precisamente encima, ahora, de una láurea renacentista colocada después.

Pero es claustro es acogedor, pequeño, silencioso. La imposta románica, las ojivas, la láurea renacentista, el mismo encalado de los muros conviven al fin apacible en un fervor, en un anhelo de belleza. El claustro tiene un recodo y, al fondo, aparece el templo. Al costado del claustro hay un jardín abandonado. (Su pozo de brocal de mármol. Sus árboles. Sus pájaros…) Descienden desde la torre las campanadas el Ángelus y ya, para entonces, el claustro se ha matizado, umbroso, de modestias: habrá apagado lentamente su esplendor dorado, la vieja exultación de la piedra oferente contagiada de liturgias, entre un perfume de violetas distantes. Pero antes, en la mañana radiosa, tuvo su horoa jocunda; dibujaba el sol sus arabescos en el enlosado vetusto; el órgano próximo traía su viento herido, su trémulo fragor suplicante; un vuelo de insectos ebrios zumbaba germinales euforias sobre los epitafios ilegibles –recuerdos de recuerdos- del buen beneficiado que un día…

...
En el claustro el tiempo se ha cansado. Cuando el tiempo se cansa, cuando se queda quieto en estos rincones sedantes de los pueblos, ¡qué receptáculo de belleza resulta! Foto Baras.



-Aquí – prosigue, incansable, el guía- yacen los restos de un famoso eclesiástico de este templo colegial. Chantre por lo menos debió sr, porque…

Quietud. Olor de mansedumbre. Yo no sé si, también, una levedad de salobre nostalgia para que la paz fermente; para que no sea una paz sin alma, aséptica e inerte.

¿Dice usted que en el siglo dieciséis…?

Elevan las ojivas su cántico, su seguridad de esperanza. Por encima de las rosas y del tiempo. Y, ¿ qúe es el tiempo después de todo? Nada. Una mariposa ha pasado por delante de la tablilla en que se fijan los anuncios de los novenarios. En el claustro el tiempo se ha cansado. Cuando el tiempo se cansa, cuando se queda quieto en estos rincones sedantes de los pueblos, ¡qué receptáculo de belleza resulta!

¿Tiene mucha historia este claustro?

-Precisamente aquí –el guía señala, interesadísimo, una arcada- se abría una puerta que comunicaba con la muralla de la ciudad. Por ella dicen que entró Fernando III cuando la Conquista. Y esto, antes de ser tmplo cristiano fue Aljama…
En los días grises, cuando el plomo invernal pese sobre las espadañas de la iglesia, la niebla ascenderá entre las ojivas, rezumarán doliente humedad los pilares.

Y la tos de los mendigos que aguardan la salida de la misa temprana germinará acusadora en sombrías resonancias.

-Esta hornacina ante la que puede contempla un farol dieciochesco…

En los estíos ardientes, a la hora voluptuosa de la siesta, el claustro tendrá un frescor de eternidad. Se desmadejará el bronco -triste- clamor de los sentidos frenéticos en este recinto cuajado de serenidades.

-…Fue a mediados del diecinueve. No existió hasta entonces esta baranda de forja. Como puede observar por las señales, este muro tenía una prolongación, que, a la izquierda…

Hay como un sosiego lustral. Una armonía, una música que no han creado los siglos. Una emoción nueva, ¡tan antigua!... La plegaría se siente llegar. Se adivina como un manantial, como un venero limpio. El alma estaba polvorienta: había olvidado sus cítaras y sus azucenas. Estaba el alma con sabor de arena en los labios. Y ahora, de pronto, siente, bajo las ojivas, la inminencia de una extraña, maravillosa . Se dobla el recodo del claustro y aparece el templo. En el templo, una penumbra. Una oscuridad en el fondo de la penumbra. Una lamparilla en el fondo de la oscuridad…

-En el templo –prosigue el guía- encontrará usted dos famosas verjas del maestro Bartolomé, un cuadro de Machuca, una capilla renaciente en que puede admirarse una imagen del inolvidable artista…

Santa María de los Reales Alcázares.Plano General...


lunes, 26 de octubre de 2009

Santa María De Los Reales Alcázares. Cambio Radical.

En la primera foto, observamos un detalle del aspecto actual que presenta el interior de la Iglesia, la reproducción realizada por Alberto Román, el pasado mes de septiembre, del presente año 2.009; está hecha en la Nave Norte, del Templo.
...

La segunda, es un fotograbado archiconocido, un detalle de la misma zona, treinta años antes (1979); de esta instantánea ya hablé en una anterior entrada de este blog.: Curiosidades Ubedíes; Una Melancólica Fotografía Del Interior De Santa María De Los Reales Alcázares.


La correspondiente fotografía aparece en la página 55, del libro Todo Jaén y Su Provincia; trabajo publicado en su primera edición, Junio de 1.979; por la Editorial Escudo de Oro. En la página 53, del citado libro, tenemos una interesante descripción literaria de la iglesia de Santa María; que dice lo siguiente:

Ocupa el antiguo emplazamiento de una mezquita mayor. Este templo está situado dentro del Alcázar y hasta el siglo XVI sólo se comunicaba con la ciudad a través de un pequeño postigo del claustro que todavía se conserva, que ostenta guarnición románica y por el que, según tradición, hizo Fernando III su entrada en la mezquita. El año 1510 se empezó la construcción de la portada renacentista, terminada el año 1645. También es notable la portada lateral denominada La Consolada. Es muy interesante el claustro, del siglo XIV, que ostenta crestería gótica. El interior del templo es gótico-mudéjar y consta de cinco naves y bóveda de cañón.

miércoles, 21 de octubre de 2009

Más De 3000 Ubetenses Reivindican La Finalización De Obras En Santa María.



Bartolomé González

Úbeda 30 días, Actualidad. Mayo de 1997.

Más de 3000 ubetenses se concentraron el pasado 5 de abril durante casi una hora en la plaza Vázquez de Molina, frente al templo de Santa María de los Reales Alcázares, con la intención de reivindicar a los responsables de la administración autonómica la finalización de las obras en la citada iglesia y su apertura al culto. Por tanto, la respuesta al llamamiento formulado por todas las cofradías de Semana Santa de la ciudad fue masiva. Las bandas de tambores y cornetas de las hermandades, con unos 600 instrumentistas, estuvieron presentes para llamar la atención de los ubetenses con sus tradicionales toques, al son de trompetas y tambores, que sirvieron para recordar emotivos momentos de la pretérita Semana Santa. Los miembros directivos de las cofradías no descartaron que en los próximos meses se vuelvan a convocar movilizaciones, si no se consigue respuesta de la Junta de Andalucía a esta petición.

Durante una hora, los 3.000 ubetenses estuvieron concentrados frente a la Iglesia Mayor, de estilo gótico con una compleja construcción arquitectónica de fuerte valor simbólico para la ciudad. Para finalizar el acto reivindicativo el presidente de la Agrupación Arcipestral de cofradías de Úbeda, Sabiote, Torreperojil Julián Moreno, dio lectura a un manifiesto en el que resaltó como objetivo de la movilización hacer llegar al ánimo de los responsables de la administración autonómica que el templo no puede permanecer cerrado más tiempo cerrado al culto. Ya son 14 años que Santa María lleva en obras, unas obras que se vieron el pasado año paralizadas.

Julián Moreno resaltó que durante este tiempo se ha producido de todo. “Estudios y más estudios; proyectos mal realizados, poco controlados y con resultados desastrosos para la propia Iglesia”, dijo una vez que resaltaba la actuación del arquitecto Enrique Venegas que fue paralizada por falta de presupuesto. En el manifiesto se pidió al alcalde de Úbeda, Juan Pizarro Navarrete, que haga llegar a las instancias que correspondan las peticiones de los más de 3.000 ubetenses concentrados para reivindicar la reactivación de las obras y la apertura del templo. El manifiesto se remitió desde el Ayuntamiento de Úbeda a diversos dirigentes de gobierno andaluz, entre ellos el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chávez González. También se remitió una copia a la consejera de Cultura, Carmen Calvo; al director general de Bienes Culturales, el ubetense Marcelino Sánchez y al delegado provincial de la Consejería, Pedro Carmona.
...
Interior de la Iglesia, actuamente. Foto Román.

La convocatoria resultó un éxito porque según manifestó el primer edil ubetense que se agilicen las obras después de 14 años. Hay que resaltar que existe una generación completa de ubetenses que no han podido conocer el templo que acogía cada verano a la patrona de la ciudad, Nuestra Señora de Guadalupe. , fueron unas emotivas palabras de Julián Moreno.

domingo, 11 de octubre de 2009

Santa María, Testigo Mudo De Muchos Momentos Vividos

Publicado por Tomi Barrionuevo Martínez en IBIUT. Año XXVIII núm. 163.

Qué puedo decir de la Iglesia de Santa María de los Reales Alcázares, que no se haya dicho ya; su ubicación, La Plaza Vázquez de Molina, una plaza que no es fácil encontrar igual en España y dicen que ni en Europa. Esta plaza es un conjunto de bellos edificios monumentales que acompañan a la Colegiata: La Sacra Capilla de El Salvador, Palacio del Deán Ortega, Palacio Vázquez de Molina, Palacio Marqués de Mancera…el monumento al arquitecto Andrés de Vandelvira. El 3 de julio de 2003 esta plaza fue declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad.

En el año 1983, en esta emblemática iglesia la amenaza caía sobre ella, su ruina era notable, corría riesgo de derrumbe y fue cerrada para comenzar con su restauración, la cual se ha alargado en más de 25 años de obras que parecen no acabar nunca. En la primera fase de su restauración al derribar las bóvedas de yeso, la iglesia empezó a desestabilizarse. En la quinta fase se restaurará la capilla de Jesús Nazareno, que no ha estado exenta de polémicas. Cuando esté acabada la restauración, el templo no será el que ha sido durante tantos años, ya que se han perdido muchos bienes que la formaban y ha sido cambiada su apariencia, con un artesonado que ha quitado la belleza original del techo.

La iglesia de Santa María, ha sido testigo de la entrada y de tiempo de culto vivido dentro de ella de muchos ubetenses; del besapié al Cristo de Medinaceli, el primer viernes del mes de marzo; de muchas bodas, cuando los contrayentes bajo previo pago obligatorio a la parroquia de la que pertenecía la futura esposa, elegían para el día más importante de su vida Santa María, por considerarla la iglesia más bonita de Úbeda; de nuestras visitas al rezo de nuestra Patrona, La Virgen de Guadalupe, lo que hacía que en la calle Real nos congregáramos parte de los ubetenses que bajábamos a la plaza de Santa María, como así la llamábamos entonces, o subíamos de ella y, para los que entonces estábamos en la edad del noviazgo, era nuestro paseo diario por la tarde, hasta que la Patrona era llevada a su Santuario del Gavellar en el mes de septiembre.

Nada más cruzar el umbral de la puerta de la iglesia, nos encontrábamos con un mosaico de cerámica con una inscripción que para nadie pasaba desapercibida que decía: “SI QUIERES QUE TU DOLOR SE CONVIERTA EN ALEGRÍA NO TE PASES PECADOR SIN DECIR AVE MARÍA”. En el claustro, con bóvedas de crucería, en la parte izquierda tras una reja estaba el gran ciprés, que desde varios puntos de Úbeda se podía ver, fue talado por encontrase enfermo. Y la pila del agua bendita, donde introducíamos los dedos de la mano derecha para hacer la Señal de la Cruz antes de pasar al templo.

La última vez que pude entrar en la iglesia de Santa María, lo hice cuando el segundo de mis hijos, Juan Ángel, tenía muy corta edad, lo que hace que él no tenga noción de cómo era el templo, de ahí su interés por esta emblemática iglesia y, que su deseo de verla al fin restaurada sea unánime entre los ubetenses. Lo que no hemos perdido durante estos años de cierre de la iglesia, ha sido la salida del Viernes Santo de la imagen de Nuestro Padre Jesús, por la Puerta de la Consolada en la fachada este del templo donde se encuentra dicha puerta.

Juan Pasquau dijo de Santa María“…Santa María, encaja –sin alterar su fisonomía- todos los modos de la historia del arte. Diríase que ha asimilado los estilos con estilo, con personalidad; porque donde el templo de Santa María no es bello, es original. Y donde resulta extraño, acusa con destello curioso de novedad; nunca de vulgaridad…” Este humanista ignoraba, como todos los ubetenses, los años que permanecería cerrada.

jueves, 8 de octubre de 2009

El Cristo De los Cuatro Clavos


Talla anónima posiblemente de los siglos XIV o XV; que se veneraba desde 1976 hasta 1983; en el testero del Altar Mayor de la Iglesia de Santa María. Hoy se venera en la Iglesia de San Pedro. Úbeda. (Jaén).

La escultura más antigua que conserva, la Iglesia de Santa María; es la talla gótica del Cristo de los Cuatro Clavos. Se trata de una curiosa representación del Crucificado con Cuatro Clavos y muerto. Pensamos que pueda tratarse de una obra del siglo XV de carácter popular. A Cristo se le representa en una inverosímil contorsión de dolor que hace, que cuerpo, brazos y piernas se arquee de forma tan pronunciada que deja ver todo el madero.

Santa María De Los Reales Alcázares, Abre Sus Puerta A La Cultura Y Al Culto…

Hablar de este hermoso templo es, pues, en una palabra, hablar de los ubetenses de todo linaje y casta; ya vivan entre nosotros, ya estén en tierras lejanas, porque a todos, de esta Iglesia el mismo nos inflama; y todos hasta la muerte la llevan dentro del alma (Foto de Eugenio Santabárbara).

A continuación, le exponemos esta poesía que el presbítero y poeta ubetense don Marcos Hidalgo Sierra, publicó en el diario “La Provincia”, de Úbeda el 30 de Agosto de 1934, con motivo de abrirse al culto dicho templo de Santa María, tras encontrarse cerrado cinco años por obras de restauración y restauración.

“Ubetenses, ya tenéis bellamente restaurada esta histórica Parroquia Ilustre, Real y Sacra, Iglesia de gran raigambre que llevamos en el alma, y que en pretéritos tiempos fuera Insigne Colegiata. Desde Fernando Tercero toda su grandeza data.

Dentro de sus viejos muros ella guarda nuestra historia. Hablar de Santa María es hablar de nuestra raza, porque su glorioso nombre a cada paso nos habla de artistas, sabios, guerreros, obispos, reyes y papas, cuyas muestras de cariño y de devoción preclara en capillas y sepulcros nos dejaron consignadas”.

“Hablar de esta insigne Iglesia es hablar de nuestra infancia con los fervoros primeros de nuestra piedad cristiana."

"Hablar de este templo augusto es evocar entre lágrimas las inefables ternuras de nuestra madre adorada cuando asidos de su mano a sus fiestas nos llevaba, y a los pies del Nazareno y de la Patrona amada a rezar, arrodillándonos, con fervor, nos enseñaba."

"Hablar de esta iglesia, clave de nuestras glorias pasadas, es hablar, con noble orgullo de nuestra Semana Santa, porque en sus amplios recintos nuestras procesiones hallan aquel delicioso encanto que les diera justa fama."

"Hablar de Santa María es hablar de fiesta magna, del Corpus Christi glorioso que en ella se celebraba con suntuoso esplendor de la fiesta hasta la octava."

"Hablar de Santa María es hablar con arrogancia de su púlpito famoso, de su prestigiosa cátedra, en donde insignes maestros de la elocuencia sagrada, las glorias, todos los años, de nuestra Patrona, cantan”.

“Hablar de este hermoso templo es, pues, en una palabra, hablar de los ubetenses de todo linaje y casta; ya vivan entre nosotros, ya estén en tierras lejanas, porque a todos, de esta Iglesia el mismo nos inflama; y todos hasta la muerte la llevan dentro del alma”.

Úbeda, Agosto 1934.
Marcos Hidalgo Sierra.
Presbítero.”

Santa María De Los Reales Alcázares; La Antigua Sacristía.


En un futuro, tras la terminación de la actual quinta fase de restauración del templo, estas dependencias de la antigua Sacristía y Sala Capitular, serán utilizadas, como fines culturales, por la Consejería de Cultura Andaluza (Fotos de Eugenio Santabárbara y Alberto Román).

Según la enciclopedia Católica, la Sacristía (del latín sacrastia) Es una parte del templo, o anexo a él, donde se guardan los ornamentos, los adornos litúrgicos, los vasos sagrados y otros artículos de valor, y donde se reúne el clero para revestirse antes de las diferentes ceremonias eclesiásticas. Corresponde al secretarium o diaconicum de antaño. Actualmente es práctica casi universal tener la sacristía directamente detrás del altar principal o a ambos lados del mismo. La sacristía debe estar provista de muebles y cajones, debidamente etiquetados, para los ornamentos correspondientes a los diferentes tiempos litúrgicos, en sus colores apropiados; un crucifijo o alguna imagen conveniente ante la que el clero debe hacer una reverencia antes de entrar al santuario o al regresar de él.

Las obras del interior que se realizaron en el siglo XVIII. .Forma un gran recinto rectangular de muros de mampostería con cornisa alta, con ménsulas sobre la que descansa una bóveda barroca encamonada rebajada; con una exclusiva decoración abultada de formas simétricas (Foto Eugenio Santabárbara).

La sacristía, situada en el tercer lugar del lado de la epístola se encuentra en una antigua capilla, que fue conocida, entre otros nombres, como de los Mercaderes o la antigua capilla de Nuestra Señora de la Merced. (Antiguo Mihrab de la Mezquita) La fundación data del siglo XIV y es el antiguo enterramiento de los Roque.

La portada, construcción probable del siglo XV, es el único elemento originario que ha permanecido, es una de las mejores del templo y presenta dos partes claramente diferenciados: una primera gótica y otra segunda del siglo XVIII. La parte del siglo XVIII, presenta arco de medio punto bajo friso, situado a la altura de la línea de impostas del arco gótico, y un gran tímpano con el relieve policromado de la Colegial y dos laureles de azucenas. Las obras del interior que se realizaron en el siglo XVIII. .Forma un gran recinto rectangular de muros de mampostería con cornisa alta, con ménsulas sobre la que descansa una bóveda barroca encamonada rebajada; con una exclusiva decoración abultada de formas simétricas. La sala capitular es de gran simplicidad.

En un futuro, tras la terminación de la actual quinta fase de restauración del templo, estas dependencias serán utilizadas, como fines culturales, por la Consejería de Cultura Andaluza.


La portada de la antigua Sacristía, construcción probable del siglo XV, es el único elemento originario que ha permanecido, es una de las mejores del templo y presenta dos partes claramente diferenciados: una primera gótica y otra segunda del siglo XVIII.



miércoles, 30 de septiembre de 2009

Ración de Ironía Para una Cena de Aniversario

Ideal Jaén
FOTO: ROMÁN /

Úbeda; 07.12.08.
Alberto Román Vílchez.

Los Caballeros Veinticuatro protestaron ante Santa María en las 'bodas de plata' de su cierre También pidieron que se conserve la fuente de San Pablo y la fachada del Conservatorio.


La estampa no tenía desperdicio. Una mesa con su mantel de gala, un candelabro con sus tres velas encendidas, una espada como adorno en el centro, una botella de vino, jarras y cuencos de cerámica ubetense y, dentro de éstos últimos, productos tan típicos como ochíos y aceitunas. Y tras la mesa cinco sillas que ocuparon los Caballeros Veinticuatro, esos seis ubetenses de pro (faltó uno) comprometidos con la conservación del patrimonio y con las tradiciones de su ciudad.
La imagen, captada en la noche del viernes, no tendría nada de inusual y podría corresponder a cualquier reunión en torno a una mesa de las habituales que mantienen estos seis Caballeros, de no ser porque se produjo en plena calle, justo delante de la iglesia de Santa María de los Reales Alcázares. Y es que, con esta cena, los Caballeros Veinticuatro quisieron celebrar un aniversario, y más concretamente unas 'bodas de plata', pero no las de alguno de ellos con su correspondiente esposa, sino las del cierre del emblemático templo ubetense, que lleva en esta situación 25 años a causa de unas interminables y cuestionadas obras de restauración. Así, junto a los ochíos y las aceitunas, en esta cena de aniversario no faltó una buena ración de ironía.

Tradición
Ya es una costumbre que en los primeros días de diciembre los Caballeros Veinticuatro lleven a cabo una de sus llamativas protestas, en las cuales Santa María siempre ha sido un objetivo constante. Anualmente han recordado su cierre a causa de «unas prolongadísimas y bochornosas obras», y en este caso lo hicieron brindando ante sus puertas, con la esperanza de verlas pronto abiertas de par en par.

Otras reivindicaciones
Pero la noche, de frío y densa niebla, no sólo dio para esta cena. Previamente colocaron una pancarta en la monumental fuente de la iglesia de San Pablo, junto a seis cirios encendidos que siempre dejan como firma, para recordar que «debido a las infiltraciones de agua, padece el mal de la piedra y su desmoronamiento es continuo». De esta forma, pidieron que se intervenga de forma urgente antes de que haya que lamentarlo.

Asimismo, en las antiguas Casas Consistoriales, actual Conservatorio de Música, dejaron igualmente una pancarta con la imagen del Patrón de Úbeda, San Miguel Arcángel. Con ella recordaron que, «por el mal encauzamiento de las aguas de sus cubiertas, el deterioro del pilar de la esquina y parte del friso de la primera planta se están desmoronando». Y pidieron que se reparen estos desperfectos y acto seguido se reponga la imagen de piedra del Patrón en su hornacina, la cual ya está reparada después de que cayera al suelo hace unos años, pero que no ha vuelto a su lugar de origen.

Andamios
Finalmente, y antes de la cena delante de Santa María, los Caballeros Veinticuatro dejaron una nueva pancarta en el edificio que hay frente al Parador de Turismo, exigiendo que se desmonte el andamiaje que cubre su fachada desde hace demasiado tiempo y que da una horrible imagen de la monumental plaza Vázquez de Molina, auténtico emblema de la declaración de Úbeda como Patrimonio de la Humanidad. Aunque, si fuera necesario mantener el andamio, pidieron que se coloque por la parte interior del edificio para dejar libre a la plaza «de este mamotreto que tanto contamina a este emblemático espacio».

lunes, 21 de septiembre de 2009

¿Sabías que…? En la iglesia Santa María de los Reales Alcázares de Úbeda hay un capitel con motivos eróticos o pornográficos.


¿Sabías que…? En la iglesia Santa María de los Reales Alcázares de Úbeda hay un capitel con motivos eróticos o pornográficos.
Lo dice el blog Úbeda Recatada, al entrar al claustro del templo; y observamos su arquitectura, podemos ver que los nervios de las bóvedas góticas, los arcos formeros y perpiaños descansan sobre capiteles, adosados al muro y a los pilares, en forma de canastilla con variados motivos decorativos: tallos, figuras de animales como becerros, bestias, escenas simbólicas. Etc. En muchos de ellos esta adosado el escudo del canónigo Becerra; impulsor de la construcción de este recinto y en uno las armas de la Colegial.

Entre unos de ellos, sobresale de modo especial, un capitel con motivos eróticos o pornográficos. (Según se vea). Que se sitúa en uno de los pilares del claustro, en la nave oeste, antes de entrar al interior de la iglesia.

En la Edad Media y en el pro-renacimiento, se vivía rodeado de símbolos y misterios. La religión lo inundaba todo, pero el pueblo llano tenía sus vías de escape, como las fiestas profanas y el sexo. El amor y la sexualidad han estado siempre muy ligados a la naturaleza humana.
Así, en todas las culturas y civilizaciones han estado siempre, con distintas formas de representación estos motivos eróticos, la mayoría de las veces retando la voluntad de la propia iglesia católica. Siempre el arte o la literatura ha dado rienda suelta al sexo en muchas de sus variantes: bestialismo, incesto, poligamia y prostitución.

En el arte de la Edad Media, en los arcos de las portadas, en los capiteles, en ventanas y en columnas interiores suelen representase escenas sacadas de las Sagradas Escrituras. Que, a veces, se intercalan con seres sacados de las leyendas y mitos clásicos (sirenas y grifos).
A cambio, en canecillos situados en el alero del tejado y en algunos capiteles exteriores predominan escenas profanas: gente corriente, artesanos… e imágenes que no parecen las más adecuadas para adornar un templo de índole religiosa.

En nuestro caso, en el citado capitel de Santa María, podemos observar a dos seres fantásticos (una sirena y un mono) practicando entre ellos sexo oral.

Colocar escenas del más desafortunado erotismo no era la mejor manera de avisar a los fieles de los peligros que tienen que evitar para no caer al sexto mandamiento bíblico. Si lo hicieron con esa finalidad, lograron lo contradictorio.

Podemos prestar atención, en uno de los pilares del claustro, al frente de la entrada al templo por la puerta de la Adoración o Norte, otra curiosidad. Una hornacina con la imagen de una Virgen con el niño en piedra policromada, y bajo esta, un mosaico de cerámica a cuerda seca, muy deteriorado con la siguiente inscripción: “SI QUIERES QUE TU DOLOR SE CONVIERTA EN ALEGRÏA NO TE PASES PECADOR SIN DECIR AVE MARÏA”.

viernes, 18 de septiembre de 2009

La Reja de la Capilla de Nuestra Señora de Guadalupe, en Santa María.


El humanista ubetense, Juan Pasquau, nos apunta acerca de Santa María, lo siguiente: “…el claustro gótico de Santa María de los Reales Alcázares, enardecido de campanas… Modos y estilos que lanzan, en la Edad Media, la nave monumental de Úbeda; la nave que, después, dueña de su rumbo, arribaría a las costas inundadas de luz; a las costas renacientes…”

Esta iglesia, como sabemos, se encuentra enclavada, en una plaza única. Un conjunto monumental como el que forma el perímetro de la plaza de Vázquez de Molina de Úbeda no es fácil encontrarlo en España, ni aun en Europa entera. Habría que referirse a la plaza de San Marcos de Venecia o a la Plaza Mayor de Bolonia para poder establecer términos de comparación válidos. El emplear un torrente de adjetivos encomiásticos no ayudaría en nada a su descripción. Hay que verla para hacerse una idea. Y, sin embargo, tal opulencia artística no apabulla. Incluso tiene esta plaza unos rincones y un aspecto general que la hacen recoleta y hasta romántica, a diferencia de las citadas anteriormente.

Santa María que en esta plaza descarga la tensión de la pulcra finura calculada; conviven en este templo con armonía todos los estilos arquitectónicos. Es una iglesia, que cuenta con algunas de las muestras más excelentes de la rejería andaluza del renacimiento, como por ejemplo, citaremos la reja que cierra la portada, de la Capilla de la Virgen de Guadalupe.

...


José Domínguez Cubero, nos relata a continuación la aludida reja: “…procede de la Capilla de San Francisco del mismo templo (Capilla Cristo de la Caída). Es de menor calibre que la anterior (Reja Capilla Canónigo Becerra), aunque sus 3,25 m. X 6,50 m. se ajustan a la misma tipología. En la sobrepuerta aparece lo figurado representando el escudo patronal con corona de laureles y asido por ángeles tenantes que pululan entre simétricos tallos enroscados, y como remate, un copete con escultura férrea de Santa María en medio de candeleros y delfines metamorfoseados en tallos. Como la anterior, también perdió su riqueza cromática bajo una capa negra que precisaría eliminar…”

viernes, 11 de septiembre de 2009

Las Campanas De Santa María.

¡Cuándo volverán a tener vida las campanas de Santa María!

Juan Ramón Pozas Murcia.

Publicado en IBIUT. Año XV núm. 86.

...


Santa María, esta enorme fábrica con sus dos espadañas mirando al cielo nos invitaba abriéndonos paso su puerta grande de siglos y de historia. Pasando a su interior, a la derecha, el blasonado escudo tallado en piedra del que fue obispo de Jaén, D. Alonso Suárez de la Fuente del Sauce, que bajo su disposición se construyó esta puerta principal. Pasábamos al bello claustro gótico, pero antes la imagen de la Virgen Santa María en piedra y tamaño natural con la inscripción al pie de “SI QUIERES QUE TU DOLOR SE CONVIERTA ALEGRÍA NO TE PASES PECADOR SIN DECIR AVE MARÍA”.

¿El porqué de las añoranzas? El recuerdo melancólico se da más en los que ya avanzamos en la edad, quizá por esa simple regla de, a más años, más recuerdos.

En este caluroso día de finales de Julio, cuando el Sol se ha escondido y solo queda en el horizonte una estela purpúrea que lentamente se va esfumando, sin el agobio del intenso calor, me dirijo, como de costumbre, a cumplimentar mi visita a nuestra Patrona, la Santísima Virgen de Guadalupe. La Iglesia de la Santísima Trinidad me acoge en una atmósfera de suave frescor. Después de elevar mis preces al Señor inicio mi monólogo habitual con la Virgen, que me mira rodeada de rosas, claveles, lirios y luces. ¡Cuánto años visitando a la Patrona! Desde su llegada de Mayo, hasta la despedida de Septiembre, en que retorna a su ermita del Gavellar.

En la actualidad el “vamos a hacer la visita a la Virgen” en la iglesia de La Trinidad, para una mayoría de fieles, constituye un paseo relativamente corto. Esto hace que desde adentro nos brote el recuerdo vivo de tantos y tantos años en que por pertinente derecho, la Santísima Virgen nos recibía en su capilla de Santa María de los Reales Alcázares. (Actualmente cerrada al culto, como todos sabemos, por las obras de restauración que padecemos y que se prolongan exasperantemente).

Entonces el ir a “ver a la Virgen” constituía un verdadero paseo; se puede decir que se echaba de la tarde. Parejas de novios, bandadas de jóvenes, mayores y niños, con sus ilusiones y esperanzas se daban cita para ir a rezarle a su Patrona. (Ahora parece ser que son menos los grupos de jóvenes que visitan a la Virgen, quizás la culpa sea de los Pub, de la TV, de las litronas…, de estos tiempos). El largo desplazamiento era aprovechado para el diálogo y conocimiento de unos con otros, propiciando amistades que en muchos casos era el inicio de una relación más íntima. Y así llegaba a la gran Plaza de Santa María, denominada oficialmente de Vázquez de Molina, plena de monumentos artísticos. Destacando al fondo la esbelta torre de la Sacra Capilla de El Salvador.

Santa María, esta enorme fábrica con sus dos espadañas mirando al cielo nos invitaba abriéndonos paso su puerta grande de siglos y de historia. Pasando a su interior, a la derecha, el blasonado escudo tallado en piedra del que fue obispo de Jaén, D. Alonso Suárez de la Fuente del Sauce, que bajo su disposición se construyó esta puerta principal (No es el momento de extenderme en detalles artísticos, históricos, o arqueológicos, pues es demasiado la historia que arrastra este monumento ni el motivo de este artículo). Pasábamos al bello claustro gótico, pero antes la imagen de la Virgen Santa María en piedra y tamaño natural con la inscripción al pie de “SI QUIERES QUE TU DOLOR SE CONVIERTA ALEGRÍA NO TE PASES PECADOR SIN DECIR AVE MARÍA”. Ya en el interior de la iglesia se notaba el suave sosiego de la paz que se respira en los espacios místicos.

La capilla de la Santísima Virgen armoniosa y proporcionada. La sacra imagen ocupaba el centro del gótico retablo, rodeada de su destellante aureola, de luces y de flores. El espacio era ocupado por dos hileras de bancos invitándonos a la meditación y a la plegaría.

La chiquitilla y la más grande, nuestra señora de Guadalupe y del Gavellar, siempre acogiendo la oración sincera, nos despedía con la confortante esperanza de su intercesión.

De salida a la amplia plaza, gritos de niños, murmullos y risas de las mozas, vida derramándose. El brillo de la Luna que se mira en la fuente entre el gorgoteo plateado del agua y las estrellas.


...
La capilla de la Santísima Virgen armoniosa y proporcionada. La sacra imagen ocupaba el centro del gótico retablo, rodeada de su destellante aureola, de luces y de flores. El espacio era ocupado por dos hileras de bancos invitándonos a la meditación y a la plegaría.


...
En el interior de la iglesia se notaba el suave sosiego de la paz que se respira en los espacios místicos.
Con estas vivencias me vienen a la memoria unos viejos de la época:

“Al pasar por la calle de los Molinos, / entre geranios y rosas/ dos mocitas susurraban, / me puse atento a escuchar, / y las campanas de Santa María,/ ¡Tín Tan! ¡Tín Ton!/ en una fuente bebí/ agua clara que fluía. / Uso novios se reían/ junto a un seto del jardín, /, / y las campanas de Santa María, / ¡Tan Tín! ¡Tan Tín!/ La luna cubría de plata/ las torres de la gran plaza. / Mil recuerdos del ayer/ en el aire aleteaban, /, / y las campanas de Santa María, / ¡Tín Tan! ¡Tín Ton!/ Me alejé mirando al cielo/ entre ecos de risas y suspiros, / entre rosas floreciendo/ y aromas de jazmín, / y las campanas de Santa María,/ ¡Tan Tín! ¡Tan Tín!/

¡ Cuándo volverán a tener vida las campanas de Santa María!

domingo, 6 de septiembre de 2009

Nueva aureola para la imagen de la Patrona que hay en la espadaña de Santa María


Alberto Román. 6/9/2009.
ÚBEDA

La imagen de piedra de la Virgen de Guadalupe que corona una de las espadañas de la iglesia de Santa María de los Reales Alcázares luce desde el viernes una nueva aureola metálica a todo su alrededor. Se trata de un elemento tradicional de esta escultura, que ha sido renovado dado el mal estado de conservación del que tenía anteriormente.

La nueva aureola, como la antigua, incluye un circuito eléctrico y un sistema de lámparas que la iluminan desde atrás, dando luz a la escultura de la Patrona de Úbeda. Aunque todo ello se ha modernizado, sustituyendo las viejas bombillas. Así, en la espadaña de Santa María podrá volver a verse a la Virgen de Guadalupe rodeada de un halo luminoso, tal y como muchos mayores recuerdan que ocurría en su infancia. Se estrenará el próximo 8 de septiembre, festividad de la Patrona, al paso de su procesión ante el templo.

Todo esto ha sido posible gracias a la colaboración del Ayuntamiento ubetense, de la Escuela Taller, de los electricistas municipales y de Grúas Ruiz, empresa que se encargó de su colocación en las alturas.

Fuente: Ideal Digital

jueves, 3 de septiembre de 2009

El Claustro Gótico de Santa María de los Reales Alcázares, Antes y Después.

El bello Claustro gótico, aspecto anterior a 1983. ( Foto ´http://www.ubeda.com/Santa_Maria/index.htm´).
...




Dos aspectos que presenta en la actualidad ( 02/09/ 2.009), el claustro. En ambas fotos podemos observar ya restaurados los muros, pilares, arcadas y bóvedas. Restauración llevada a cabo, en la presente Quinta Fase de Rehabilitación, del templo.

martes, 1 de septiembre de 2009

RINCONES NOSTÁLGICOS DE ÚBEDA…;


Publicado por Juan Ángel López Barrionuevo, en el Especial de Semana Santa 2.007; del semanario local Úbeda Información.

Hace unos días, llegó a mis manos, el último número de la prestigiosa revista Ibiut; correspondiente al mes de Febrero de 2.007. En ella misma ojeé un interesante articulo titulado “…La Sinfonía Que Úbeda No Mereció…”; de María Jesús Molina. Del mismo; me gustó el siguiente párrafo: “…mientras el arte sigue su particular curso y los pocos supervivientes de la cultura en Úbeda siguen su particular cruzada a base de esfuerzo y empeño que proporcionan a la ciudad popularidad y nostalgias en la distancia, sus mandatarios andan perdidos por los Cerros en busca de quehaceres pueblerinos que les aseguren cuatro años más en el sillón, aunque luego, incompresiblemente, ni lo utilicen como se espera…”. Cuanta razón tiene…

Primero quiero recordar, que el próximo jueves Santo, día 5 de Abril, se cumple diez años, de una concentración de tambores (tamborrada ocurrida en la plaza Vázquez de Molina), como protesta a la pasividad del partido político gobernante en la Junta de Andalucía; en cuanto a la rehabilitación de la emblemática Iglesia de Santa María. Dicha tamborrada (que terminó siendo, una concentración con amenaza política a los que la organizaron…) propuesta por la Unión de Cofradías de Semana Santa; fue debida a que el goteo de recursos económicos para la terminación de dicha iglesia, es excesivamente espacioso en el tiempo y su conclusión desespera a los ciudadanos y no ciudadanos.

Segundo, el 14 de Febrero del año pasado, dio por finalizada la cuarta fase de restauración. Obras de restauración y consolidación que viene soportando la iglesia mayor de Úbeda desde 1986. Que ciertos sectores de la población lo han catalogado como controvertible, debido a que cuando se proceda a su apertura, no volverá ser lo que era.

Tercero, un jueves 27 de Abril del pasado año; se reúnen en Santa María una comitiva de técnicos; políticos, colectivos religiosos y civiles; encabezada por el obispo de la diócesis de Jaén; Ramón del Hoyo; así como el delegado del Gobierno Andaluz Francisco Reyes. En la misma se trató sobre: el proyecto de la quinta y última fase que supondrá la colocación de la solería general de las naves y las zonas nobles que complementaban los espacios de la iglesia, reconstrucción en la antigua capilla de Jesús Nazareno; mejoras en el claustro de acceso; musealización de la antigua sacristía y sala capitular, etc. Con un plazo de ejecución de 18 meses, que si aún no han comenzado las obras, y estamos en Abril de 2007 Su posible apertura puede que sea para finales de 2009; o mediados de 2010,… ¿o será para el año 2100?... Según, algunas voces cofrades, los trabajos de esta fase comenzaran, posiblemente, para después de la presente Semana Santa 2007; en plena campaña electoral de las próxima Elecciones Municipales…

...




RINCONES NOSTÁLGICOS DE ÚBEDA; LA CAPILLA DE JESÚS NAZARENO DE SANTA MARÍA.

La presente capilla situada en el lado izquierdo del prebisterio; ha tenido varias advocaciones: Capilla de don Rodrigo, por ser el fundador. Capilla de Santiago, Parroquia del Sagrario…

Su exterior presenta una portada gótica florida, procedente de otra parte de la iglesia, la misma hacía de altar y se trasladó aquí para hacer de portada en el año 1888, por el Prior Monteagudo, se cierra con una artística reja traída en 1895 de Sevilla.
El interior es muy sencillo en planta y alzado: antes de las actuales obras estaba formado por pilastras adosadas en los ángulos y cúpula sobre pechinas (la misma fue demolida en 1986, por estar arruinada). Todo aparecía enlucido y en los muros sólo destacan dos hornacinas, un altar de piedra y la puerta de la sacristía respondiendo a una puerta dintelada, jambas lisas, entablamento sobre ménsulas, predominio de la decoración geométrica; que aún se conserva. En la parte superior aparece una cartela entre aletones y pináculos. El altar está formado por estructura de friso sobre columnas de fuste liso. En 1956 siendo Hermano Mayor de Jesús, Ángel Lara Carmona se restaura dicho Oratorio para albergar las imágenes titulares de la Cofradía. Las obras fueron costeadas en parte por Pilar Lope de Palacín (camarera de la imagen de Jesús); La imagen de Jesús obra de Jacinto Higueras, estaba situado en un altar-baldaquino (que aún se conserva) realizado en el mismo año de la restauración, por Francisco Palma Burgos, con estructura de cuatro columnas blancas soportando un entablamento con abarrocado ornamento. Tras la restauración, la nueva capilla de Jesús, fue bendecida el 23 de diciembre de 1956.



Como última curiosidad; en la pared lateral derecha de la capilla había una bella lápida de cerámica con la inscripción: “Muy Antigua e Ilustre Cofradía de Ntro. Padre Jesús Nazareno – Conmemoración del IV Centenario -1577-1977-Úbeda”.

viernes, 28 de agosto de 2009

Úbeda Monumental. EL CLAUSTRO DE SANTA MARÍA DE LOS REALES ALCÁZARES…

Crónicas Ocurridas Durante El Pasado 14 De Enero De 2.006 En Úbeda.


La primera crónica o efeméride es; el 75 Aniversario de la muerte del Cronista de Jaén, Alfredo Cazaban Laguna.


Por Aurelio Valladares sabemos que Cazaban Laguna, Alfredo, nació en Úbeda, el 13 de abril de 1870, y murió en Jaén, el 14 de enero de 1931. Su funeral se celebró un día después en la parroquia de San Isidoro de nuestra ciudad, el templo se quedó pequeño para despedir a tan insigne personaje. Sus restos mortales descansan desde entonces en el Cementerio Municipal de San Ginés de Úbeda. Fue poeta periodista e investigador. Comenzó su carrera literaria desde muy joven y no cesó hasta las vísperas de su muerte. Por lo demás, fue miembro de las Reales Academias de Bellas Artes. Colaboró en numerosos periódicos y revistas, destacando su labor en Don Lope de Sosa, de la que fue alma y soporte durante los dieciocho años de vida. Este ilustre ubetense fue además autor del libro “Apuntes para la Historia de Úbeda”

Antes de su muerte, en 1927, el Alcalde de Úbeda, Baltasar Lara Navarrete, de acuerdo con el Pleno, le hace Hijo Ilustre de Úbeda y a una placita cercana a San Isidoro se le pone su nombre. Úbeda tiene la suerte de contar con un monumento a este singular Cronista. Lo podemos ver en el centro de un jardín situado en la calle Corredera de San Fernando. Este monumento está formado por un monolito de cantería y un bajorrelieve con la efigie del Cronista Cazaban, realizado por Juan Luis Vassallo. Bajo la placa una bella inscripción en letras de hierro de forja en relieve que dice: “A Alfredo Cazaban. Su pueblo y sus amigos”. Parece ser que a los 75 años de su muerte, los organismos Culturales y Políticos del pueblo que le vio nacer y de la provincia de Jaén, se han olvidado de una de las figuras más célebres que hemos tenido en el campo de la cultura.

Solo me conviene en recordarlo, con un artículo recopilado de su admirable Revista Don Lope de Sosa: …El Articulo publicado En Abril de 1922; se titula; Úbeda monumental. EL CLAUSTRO DE SANTA MARÍA DE LOS REALES ALCÁZARES…

“…El severo claustro de la antigua Colegiata de Santa Maria de los Reales Alcázares de la Ciudad de Úbeda, ha sido reproducido de una manera admirable… que hoy honra las páginas de Don Lope de Sosa. Lasso de la Vega pasó breves horas en aquella ciudad y bañando su alma en aquel ambiente, donde flotan, augustos y grandiosos, los recuerdos de su historia esplendida y la mágica influencia de sus tesoros monumentales, no solo arrancó con su máquina fotográfica las maravillosas plásticas, sino que, sintiendo en su espíritu la evocación de lo pasado, escribió al dorso de la fotografía estas dos bellas estrofas:

Es el oscuro claustro de la vieja Abadía…
El silencio romántico de la gótica nave
, turba tan solo, a veces, la vaga melodía
, que un marfileño monge, arranca al viejo clave.

…Y buscan nuestros ojos y no contemplan nada
, ni en la gótica nave, ni en el jardín desierto.
Solo percibe el alma esa voz encantada
, de todo lo que vive, después de haberse muerto.

Poeta de alta inspiración, Lasso de la Vega, ha juntado en la fotografía y en las estrofas lo que admiraron sus ojos y lo conmovió su ser. Poesía y arte que son sus páginas excelsas, que ofrendó, en prenda de amistad, al ilustre Cronista de Úbeda, Manuel Muro García, como recuerdo de su visita a la gloriosa ciudad, que duerme en la altura de la Loma al arrullo de los romances que cantan sus tradiciones y sus leyendas…”

Hablando de visitas y situándonos otra vez en el claustro gótico de la clausurada Iglesia de Santa María, podemos ver en el interior de dicho portillo árabe, o puerta de San Fernando; (bautizada así por Juanito Barranco) una bella placa conmemorativa muy deteriorada por las actuales obras que dice:


PARA ADMIRAR EL ARCO POR DONDE HIZO SU ENTRADA SAN FERNANDO, AL RECONQUISTAR LA CIUDAD, EL 29 DE SEPTIEMBRE DE 1234, VISITO ESTE LUGAR SU MAJESTAD EL REY ALFONSO XIII EL DIA 14 DE ENERO DE 1926 SIENDO ARCIPESTRE DE ÚBEDA Y PÁRROCO DE SANTA MARÍA D. JUAN SÁNCHEZ MEDINA.


Esta es la segunda efeméride, que he querido traer a este blog. De la Crónica de la cuál tratamos, es en el Ochenta Aniversario de la Visita del Rey S.M. Alfonso XIII a nuestra ciudad.

lunes, 24 de agosto de 2009

Santa María de Úbeda. ¿Iglesia Reinventada?

En mi modesta opinión, acerca de Santa María, que se recupere el arte mudéjar, (Con la construcción de su monumental Artesonado) lo apruebo ornamentalmente. Lo que suspendo, es que no se maticen, otra vez de blanco, los muros del templo, e incluso del claustro, para resaltar, las portadas de las capillas del templo.


La historia de la antigua Colegiata de Santa María es extensa, y durante muchos años se han sucedido distintas fases constructivas que han ido modificando su aspecto original, superponiéndose en estilos, como el románico, gótico–mudéjar, tardo gótico, tardo renacimiento, barroco, neo renacimiento,…


...



Aspecto del antes y después de 1983; de las capillas de San José (Molina) y Becerra (San Antonio). Fotos Almansa Moreno.


En la segunda foto, vemos un aspecto del antes y después de 1983; de dos capillas en particular (Capilla de San José y Becerra); en la que podemos comprobar que su aspecto exterior no se han desvirtuado, en la larga y criticada restauración que sufre la iglesia.

En estas largas obras, que soporta Santa María, desde 1986, se ha recobrado en parte, la pureza y modestia de un templo gótico-mudéjar sevillano, o mejor dicho, su aspecto original.

Ya que de sus naves, muros y pilares se eliminaron todos los pastiches barrocos, que adulteraban la diafanidad y armonía del interior. Aspecto destartalado que ostentaba Santa María hasta 1987.

En mi modesta opinión, acerca de Santa María, que se recupere el arte mudéjar, (Con la construcción de su monumental Artesonado) lo apruebo ornamentalmente. Lo que suspendo, es que no se maticen, otra vez de blanco, los muros del templo, e incluso del claustro, para resaltar, las portadas de las capillas del templo. También suspendo, que se haya perdido la decoración barroca de la Capilla de Los Molina (San José),...

domingo, 23 de agosto de 2009

Úbeda, En Santa María De Los Reales Alcázares.

El desmontaje del coro y reja lo llevaron a cabo los sacerdotes García Hidalgo, a partir de 1950. Del coro se aprovechó las cuatro portadas de sus capillas, una de ellas se instaló en el acceso al Salón Parroquial de la Iglesia de San Pablo de Úbeda, y las otras se aprovechan para el templo de Santa María (Capillas del Yacente; Magaña; y Retablo del Altar Mayor). Detalle del testero Sur y Capillas del Desaparecido Coro. Foto Baras.

Artículo Publicado en la Revista LOPE DE SOSA, XVI (Año 1928) núm. 183, p. 78.


De la venerable Iglesia, antigua Colegiata –Santa María de los Reales Alcázares, de Úbeda es el fotograbado, reproducción de un lado de la nave de la Epístola, mirada desde la cabecera del templo. Ocupa el centro de la nave, el coro; y la parte que en el fotograbado se ve, es el testero del coro aludido. En él hay dos altares con lindas decoraciones góticas, que muchos años, muchos, estuvieron tapados y los que mandó descubrir el párroco D. Alejandro Monteagudo. Descubiertos que fueron, se colocaron en uno de ellos, llamado de San Ramón, un retablo, de bastante antigüedad, y en otro, llamado de San Gregorio, la estupenda pintura en tabla “La Misa de San Gregorio” obra del gran artista Pedro Machuca. La tabla estaba antes en la Capilla de San Francisco Javier, al lado de la Sacristía, capilla que era llamada de San Juan de Letrán y San Gregorio y fue fundada por el Chantre de la Colegiata, Jorge de Ventaja, en 1589.

El fragmento de la nave que reproducimos, da idea de la grandiosidad de Santa María de los Reales Alcázares, joya de la riqueza histórica monumental ubetense.

Las bóvedas de esta parte del templo, por movimiento de los pilares en que aquellas se apoyan, motivan pronta y urgente reparación, la cual seguramente será hecha en breve.[1]

Por seguridad de la obra y porque allí se guardan verdaderas joyas de arte, hay que acudir a esta necesidad.[2]


...








Notas:
[1] Setenta años después, todos los pilares, arcos y arcadas se han salvado de su total ruina, como todos sabemos en las actuales obras de restauración. Las mencionadas bóvedas de yesería han sido sustituidas por un original artesonado de madera, recientemente.
[2] Desgraciadamente y como todos sabemos la barbarie humana arrasó con estas joyas, en la pasada Guerra Civil de 1936.