Aspecto del interior de Santa Maria; Antes de 1983

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Obispos Benefactores De La Antigua Colegiata De Santa María De Los Reales Alcázares.

Escudos heráldicos del Obispo Sancho Dávila, en la Puerta de la Consolada.
Don Sancho Dávila y Toledo. Sancho Dávila Toledo (Ávila, 9 de octubre de 1546 - Plasencia, 5 de diciembre de 1625) fue obispo de varias diócesis españolas y autor de algunas obras de temática religiosa.
De familia distinguida, pero mas que todo eminente por su santidad, su vasto conocimiento y su éxito como orador. Hizo sus estudios eclesiásticos y su doctorado en la Universidad de Salamanca. Fue consagrado Obispo ocupando en diferentes épocas la Sede de Murcia, la de Jaén (entre 1600 – 1615), la de Sigüenza en 1615 y siete años más tarde ocupó la de Plasencia, donde permaneció hasta el día de su muerte.
Fue el confesor de Santa Teresa. Sus siguientes obras en español son escritos de gran valor. “La Debida Veneración a los Cuerpos y Reliquias de los Santos”. (Madrid 1611); “Sermones” (Baeza, 1615), “Los Suspiros de San Agustín”. Del Latín (Madrid, 1601, 1626); y en manuscrito, la Vida de San Agustín y Santo Thomas.

"Electo Obispo de Abila, antes de embiar por las Bulas, fue promovido al Obispado de Cartagena en el año 1591, y de Cartagena a este de Iaén, y Baeza en el 1600, en el qual el 13 de Abril entró en Jaén. Fue obispo de este Obispado hasta mediado el año 1615, en el cual en el mes de Noviembre saliò de Iaén para Sigüenza por Prelado de aquella Iglesia, la qual governó hasta el Año 1622, en que se le dio el Obispado de Plasencia, adonde muriò en el lugar de Xaraizejo a 6 de Diciembre del año 1625".

Fue el promotor de la edificación de las portadas principales de la ubetense Colegiata de Santa Maria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario