Aspecto del interior de Santa Maria; Antes de 1983

jueves, 8 de febrero de 2018

LA PIEDAD DE PEDRO MACHUCA DE LA BASÍLICA MENOR DE SANTA MARÏA DE ÚBEDA

Pedro Machuca (1490-1550) fue un pintor y arquitecto renacentista español nacido en Toledo. Junto con Pedro Berruguete, Diego de Siloé y Bartolomé Ordóñez, es considerado como uno de los artistas responsables de la introducción del estilo renacentista a la manera de Italia en suelo español.
Efectivamente, Machuca se formó en Italia, estimándose que podría ser el Pedro Spagnuolo que algunos documentos mencionan como discípulo de Miguel Ángel. Allí hubo de conocer la pintura de Rafael Sanzio, cuyo estilo revelan sus obras.

De regreso a España en 1520 trabajó como pintor en la Capilla Real de Granada, así como en Jaén, Toledo y Uclés, además de ocuparse, por encargo del Emperador Carlos V, de la erección de su nuevo palacio en la Alhambra, el edificio más italianizante alzado en suelo español.

Su producción pictórica es muy corta. Entre sus obras destacan la Virgen del Sufragio y El Descendimiento de la Cruz, ambas en el madrileño Museo del Prado, la Bajada al Limbo de la Capilla Real de Granada y por último en la Catedral de Jaén tenemos la Virgen de la Cinta de la Catedral de Jaén  y La Piedad. 

Asistimos por su vuelta a Santa María, y ya que no puede ser a su retablo original (desaparecido después de la Guerra Civil de 1936), que lo haga al proyectado museo que se piensa realizar desde hace siete años, en la Basílica de Santa María, desde  en donde tiene mayor sentido expositivo. Primera foto Perteneciente al Retablo de la 'Misa de San Gregorio' de Santa María de los Reales Alcázares © Juan de la Cruz Moreno Balboa, donde se observa la Piedad actualmente en la Catedral de Jaén. Segunda foto; fotografía antigua de la Piedad; Foto de Jose Luis Latorre Bonachera.

En esta ocasión, hacemos hincapié sobre la pintura de la Piedad. Ya que remataba el retablo de la Misa de San Gregorio, la misma se localizaba en un altar exterior del desaparecido coro de la antigua iglesia mayor de Santa María de los Reales Alcázares. Hoy Basílica Menor.

Esta tabla configura una composición piramidal en la que la base es el cuerpo del Cristo marcando el vértice de la misma la cabeza de la Virgen. Iconográficamente representa el momento en el que el cuerpo muerto de Cristo es descendido de la cruz y depositado en una sábana en el suelo. La Virgen sobria y con pocos elementos decorativos en la vestimenta contempla afligida el cuerpo inerte de su Hijo. El contraste de color entre lo oscuro del paisaje nocturno y desolado con una calavera en el lado derecho, al igual que la toca blanca de la Virgen refuerzan el patetismo de la escena. La escena se centra en la contemplación silenciosa de la Virgen en la que destacan el humanismo de las figuras al igual que el estudio anatómico de los mismos.
La pintura de la Piedad;  remataba el retablo de la Misa de San Gregorio, y se localizaba en un altar exterior del desaparecido coro de la iglesia de Santa María de los Reales Alcázares. Como muestran las fotografías.

Añadir leyenda


Actualmente, como ya he dicho,  la pintura se conserva en el Museo de la Catedral de Jaén; junto a otra obra pictórica del mismo autor de nuevo.


 Asistimos por su vuelta a Santa María, y ya que no puede ser a su retablo original (desaparecido después de la Guerra Civil de 1936), que lo haga al proyectado museo que se piensa realizar desde hace siete años, en la Basílica de Santa María, desde  en donde tiene mayor sentido expositivo y adquirir mayor monumentalidad a la iglesia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario