Aspecto del interior de Santa Maria; Antes de 1983

martes, 27 de abril de 2010

Santa María de los Reales Alcázares. Breve Descripción Cristo de los Cuatro Clavos.


Talla anónima posiblemente de los siglos XIV o XV. Altar Mayor de Santa María (Desde los años 1975 hasta 1983)- Desde 1983 en una capilla de la Iglesia de San Pedro. Úbeda. (Jaén).

El crucificado más antiguo que conservamos es la talla gótica del Cristo de los Cuatro Clavos. Se trata de una curiosa representación del Crucificado con Cuatro Clavos y muerto. Pensamos que pueda tratarse de una obra del siglo XV de carácter popular. A Cristo se le representa en una inverosímil contorsión de dolor que hace, que cuerpo, brazos y piernas se arquee de forma tan pronunciada que deja ver todo el madero.

Santa María de los Reales Alcázares.Leyenda Cristo de los Cuatro Clavos


( Pulsar sobre la imagen, para poder leerla).
Fuente, Revista Ibiut.

sábado, 24 de abril de 2010

SANTA MARÍA LLENA DE PUNTAS



El portavoz andalucista en el Ayuntamiento de Úbeda, Paco Mendieta, denuncia que “el Alcalde de Úbeda ha permitido que la Junta de Andalucía llene con centenares de puntas la fachada de la Iglesia de Santa María. Esta intervención es totalmente agresiva y perjudica el estado de conservación del Templo”.

Es absolutamente insólito que se haya optado por esta solución para luchar contra las palomas, ya que es mayor el problema que se crea que el que se pretende evitar.

Para Paco Mendieta, “son más de 300 las puntas que se han clavado en las cornisas y causan una sensación de extrañeza e incredulidad a quien contempla la fachada. Se han cargado la imagen del monumento con una actuación insólita, absurda e incompatible con su buena conservación, que no se le ocurriría a ningún responsable político que quiera a su ciudad”

Hay otras formas de reducir la población de palomas, como la esterilización selectiva, la utilización de halcones o la captura para la posterior utilización en centros de atención de animales en peligros de extinción. Otra solución es la limpieza periódica de las cubiertas de la Iglesia, al igual que hacen los propietarios de casas o pisos de toda Úbeda.

Igualmente el PA considera que “con esta actuación se traslada el problema de los daños que causan los excrementos de las palomas al resto de los vecinos de la zona, ya que no se reduce la población sino que simplemente se echa el problema al resto de los ciudadanos”.

Paco Mendieta manifiesta que “duda que los técnicos municipales o de la comisión provincial de patrimonio haya autorizado esta intervención tan agresiva contra el monumento ya que el Plan Especial de Protección del Centro Histórico limita la colocación de elementos metálicos en las fachadas de todos los edificios”. Por tal motivo vamos a poner estos hechos en conocimiento de esta comisión.

Por último, el PA lamenta que el presidente de la Asociación Plaza Vieja, Alberto San Frutos, y el Presidente de la Asociación de Asociaciones de Vecinos no se hayan manifestado al respecto.

NOTA DE PRENSA DEL P.A

miércoles, 14 de abril de 2010

En Busca De La Pinacoteca Pérdida De La Iglesia De Santa María.


Iglesia de Santa María. Pinturas al óleo sobre el martirio de San Lorenzo de autor desconocido.

Iglesia de Santa María. Pintura representativa del Prendimiento de Jesús, sobre lienzo de cobre, de autor desconocido.



En Busca De La Pinacoteca Pérdida De La Iglesia De Santa María.

José Ángel Montero Larubia

Revista Asociación de Vecinos.”Santa María de los Reales Alcázares-“Nuestro Barrio”
Julio 2002. Págs., 45-46.


Desde la gélida alba de la remota edad de piedra, incluso antes de la satánica invención de la televisión, los ubetenses siempre hemos soñado con visitar el misterioso interior de la iglesia de Santa María de los Reales Alcázares. Los hippys ahítos de cannabis., los cowboys de paso por nuestra Ciudad, algún baezano despistado y la inmensa mayoría de los vecinos del muy antiguo y muy olvidado barrio de Santa María en un deslumbrante mañana estival hemos plantado con viril resolución nuestros pies delante de la fachada norte de la ex Colegiata ubetense, para sólo vislumbrar un enigma.

En el plomizo meridiano de una noche calurosa de hace unos días, mientras era víctima del insomnio que padecen los poetas, en un destartalado armario tope con unos folios garabateados de cualquier manera. Una vez repuesto de mi rotundo desengaño por no descubrir el mapa del tesoro de la Unión de Cofradías voy a revelar ahora el estrazo contenido de este papel carcomido por la corrosiva humedad y un modo verde de lo más pintoresco. Dice así está alhaja de papel cuadriculado:

(…) al mediodía he ido a visitar la Iglesia de Santa María con J.L.L.

Dentro del templo he visto una paloma revoloteando por las bóvedas góticas y, no, creo que no era el Espíritu Santo. Estoy seguro porque iba escoltada por una lechuza de alas grises. La escena que contemple era espantosa: varios miles de negras cagarrutas de aves, mezcladas con cemento y mierda canina en todos los rincones de las naves de la Iglesia. ¡Ni el Beirut de la guerra civil castigaron de esta cruel forma a las Iglesias católicas! Varias capillas están clausuradas con podridas maderas de saldo y también veo unos horribles plásticos recubriendo los frescos de los techos.

En el altar mayor dormita tirado y manchado de cal un hermoso púlpito de hierro labrado. ¡Ah, menudo soponcio galáctico se hubiese llevado Pepe “Tiznajo” si llega a contemplar está joya de forja en semejante lodazal!. El diligente guardián del templo ha rescatado un puñado de óleos que estaban abandonados en el coro; al parecer, retiró las pinturas, porque en 1.983, algún listillo de la Junta andaluza comentó que las obras de reconstrucción iban a durar tres meses.

Antonio Espadas, El padre Lomas, José Luis Latorre y yo, a base de paciencia benedicta hemos dedicado horas a inventariar este tesoro histórico propiedad del pueblo de Úbeda. Del montón desamparado de pinturas apiladas en la sacristía destacan por su belleza una pareja de planchas de cobre dedicadas a Getsemaní y un prendimiento, un cardenal franciscano de muy buena traza, los tres cuadros sobre el martirio de San Lorenzo, un retrato de San Vicente de Paúl elaborado en Logroño en 1870 y una Inmaculada del taller de Alonso Cano. Muchos de estos delicados cuadros son el territorio de caza de unas arañas del tamaño del puño de un labrador “papihonrao”

En el colmo de la mala suerte, los naranjos plantados por una mano criminal a unos metros de la fachada del capitán Molina, muy cerca de la Puerta de la Consolada, han resultado más fértiles que los de la huerta valenciana. ¿Hasta cuando los andaluces vamos a soportar la incompetencia de los vandálicos políticos responsables de tanta calamidad cultural?...

La reproducción fiel de estos párrafos de aquel borrador de un frustrado artículo periodístico ha quebrado mi humilde alma artística. El golpe ha sido más intenso cuando he sabido que aún está clausurada la Iglesia Mayor de Úbeda. ¿Cuál ha sido el trágico destino de las pinturas que con tanta devoción contemplaron nuestros antepasados en las capillas de la Iglesia de Santa María?. El afortunado mortal que conozca la solución de este misterio debe enviarla a cobro revertido al Obispado del Santo Reino. No dudo que entonces esta pinacoteca será velozmente inscrita en el Registro de la Propiedad de Úbeda y así se salvará del voraz ataque de aquellas descomunales arañas de torva mirada anticlerical.

Seis de Junio del año 2.002.

jueves, 8 de abril de 2010

Santa María de los Reales Alcázares.Campanarios sin Campanas...



Hoy Jueves 8 de Abril, y desde hace unos días, las espadañas neo-clasicistas de la fachada principal de la Colegiata de Santa María, luce sin campanas. ¿El motivo?. La restauración de dichas Campanas. (Fotos de Juan Ángel López Barrionuevo).


Santa María de los Reales Alcázares.Sábado de Ramos,...


Naves del interior y Claustro de la Iglesia de Santa María; Sábado 27 de Marzo de 2010. (Fotos gentileza del blog FAMILIA CAZORLA CHICA).