Aspecto del interior de Santa Maria; Antes de 1983

sábado, 10 de septiembre de 2011

Misa de Enfermos 2011 · (04-09-2011)



Misa de Enfermos celebrada en la Colegiata de Santa María de los Reales Alcázares. Con motivo de la Novena de la Real Archicofradía Virgen del Gavellar. Fuente Diez TV Úbeda.

La Virgen de Guadalupe vivió su festividad de nuevo en Santa María‎.



Viernes, 09 de Septiembre de 2011 11:16 Alberto Román Vílchez



Después de 28 años de espera, la Virgen de Guadalupe volvió a vivir su día grande, el día de su festividad, teniendo como morada la iglesia de Santa María de los Reales Alcázares. Allí, en su magnífica capilla, la Patrona de Úbeda ha podido ser visitada por cientos de ubetenses durante su estancia en la localidad, algo que los fieles llevaban casi tres décadas esperando.




La reapertura del emblemático templo ha marcado los actos y cultos dedicados a la Chiquitilla del Gavellar en torno a su festividad, que ayer tuvieron su momento más álgido. A las once y media de la mañana tuvo lugar la fiesta principal, concelebrada por los sacerdotes y clero en general y presidida por el Arcipreste de Úbeda y capellán de la Real Archicofradía, Juan Ignacio Damas López. Además participó la Agrupación Coral Virgen de Guadalupe, hermana mayor honoraria de la hermandad. Y posteriormente se desarrolló una ambientada comida de hermandad.




Con respecto a la tarde, a partir de las ocho, se celebró la tradicional procesión de la Virgen de Guadalupe por las calles de la ciudad, congregando en su inicio a numerosas personas que querían verla salir por la puerta principal de Santa María. Se contó con la asistencia de la Real Archicofradía, clero, autoridades civiles y militares, horquilleros, cofradías de Semana Santa, hermandades, asociaciones religiosas, mujeres ataviadas con la clásica mantilla y pueblo en general. La música la puso la Agrupación Musical Ubetense así como la Agrupación Musical de Nuestra Señora de Gracia.




Traslado, el domingo




Una vez celebrada su festividad, y como manda la tradición, Nuestra Señora de Guadalupe regresará a su Santuario del Gavellar, donde permanecerá hasta la celebración de su Romería el día 1 de mayo del próximo año 2012, jornada a partir de la cual volverá a estar de nuevo entre los ubetenses, concretamente en su capilla, cerrándose así una vez más el círculo.




El traslado tendrá lugar el próximo domingo, día 11 de septiembre, tras una eucaristía anunciada a las seis y media de la mañana en Santa María. Antes de salir de la ciudad, la Patrona será despedida en el entorno del Molino de Lázaro por la misma persona que la recibió tras la Romería del pasado 1 de mayo, María del Rosario Martínez Elvira. Ésta representará el sentir de los ubetenses ante una nueva marcha de la Chiquitilla del Gavellar. Después, habrá sendas eucaristías a su llegada a la aldea de Santa Eulalia y al Santuario. Y en este último lugar se vivirá una jornada de convivencia. Para ello se habilitará un servicio de autobús que partirá desde el entorno de Cuatro Caminos una vez que finalice el acto de despedida.




Cultos previos




Como preámbulo a su festividad se desarrollaron una serie de cultos dedicados a la Virgen de Guadalupe. Entre el 30 de agosto y el 7 de septiembre se celebró la tradicional novena. Repartidas durante todos los días participaron las diferentes cofradías de Semana Santa y coros de la ciudad. Además, el pasado domingo hubo una eucaristía más dedicada a los enfermos. Y el mismo día que finalizó la novena tuvo lugar la evocación de la aparición de Nuestra Señora de Guadalupe, teniendo en cuenta que en este 2011 se conmemora el 630 aniversario de este hecho.

lunes, 5 de septiembre de 2011

Comienzan los cultos previos a la festividad de la Virgen de Guadalupe



Este año la novedad reside en que, después de 28 años de cierre, estos cultos vuelven a desarrollarse en la iglesia de Santa María de los Reales Alcázares, auténtica morada de la Patrona de Úbeda, que se reabrió hace unos meses. Se trata de un hecho que la Real Archicofradía y los fieles viven con alegría.

Lunes, 05 de Septiembre de 2011 19:44 Alberto Román Vílchez.
En estos días se están desarrollando una serie de cultos dedicados a la Virgen de Guadalupe que sirven de preámbulo a la celebración de su festividad, que tendrá lugar el próximo jueves, día 8 de septiembre, unos días antes de su traslado de nuevo al Santuario del Gavellar. Este año la novedad reside en que, después de 28 años de cierre, estos cultos vuelven a desarrollarse en la iglesia de Santa María de los Reales Alcázares, auténtica morada de la Patrona de Úbeda, que se reabrió hace unos meses. Se trata de un hecho que la Real Archicofradía y los fieles viven con alegría.


Tras las vísperas solemnes del pasado lunes, entre el 30 de agosto y el 7 de septiembre viene celebrándose la tradicional novena, a partir de las ocho de la tarde, con santo rosario, eucaristía, exposición del santísimo, ejercicio de la novena, bendición, reserva e himno a la Virgen de Guadalupe. De presidir todo ello se encarga el sacerdote carmelita Carlos Quijano Sánchez, y repartidas durante todos los días participan las diferentes cofradías de Semana Santa y coros de la ciudad.


Por ejemplo, el pasado viernes le tocó el turno a las cofradías de la Oración en el Huerto y de la Columna, así como al coro parroquial de San Pablo, aplicándose especialmente la misa por todos los cofrades difuntos de la Real Archicofradía y, en especial, por su anterior capellán, el recientemente fallecido José Araque Quesada.


Además, el domingo hubo una eucaristía más, a las once y media de la mañana, dedicada a los enfermos y presidida por Manuel Galiano, capellán del hospital San Juan de la Cruz, contando además con el coro Alegría de Vivir del centro de día para personas mayores. Quienes no pudieron asistir por estar impedidos tuvieron la oportunidad de verla a partir de las seis de la tarde a través del canal de televisión 9 La Loma.


El mismo día que finalizará la novena, el próximo miércoles, a las once y media de la noche tendrá lugar la evocación de la aparición de Nuestra Señora de Guadalupe, teniendo en cuenta que en este 2011 se conmemora el 630 aniversario de este hecho.


Día grande


De esta forma, llegará el jueves 8 de septiembre, festividad de la Chiquitilla del Gavellar. A las once y media de la mañana se ha previsto la fiesta principal, concelebrada por los sacerdotes y clero en general y presidida por el Arcipreste de Úbeda y capellán de la Real Archicofradía, Juan Ignacio Damas López. Además participará la Agrupación Coral Virgen de Guadalupe, hermana mayor honoraria de la hermandad. Posteriormente tendrá lugar una comida de hermandad.


Procesión


Y por la tarde, a partir de las ocho, se celebrará la tradicional procesión de la Virgen de Guadalupe por las calles de la ciudad, con la asistencia de la Real Archicofradía, clero, autoridades civiles y militares, horquilleros, cofradías de Semana Santa, hermandades, asociaciones religiosas, mujeres ataviadas con la clásica mantilla y pueblo en general. La música la pondrá la Agrupación Musical Ubetense así como la Agrupación Musical de Nuestra Señora de Gracia.


El recorrido comenzará en la plaza Vázquez de Molina e incluirá las calles Juan Ruiz González, plaza Primero de Mayo, Montiel, Corredera de San Fernando, plaza de Andalucía, Doctor Quesada, Real, Juan Montilla, plaza del Ayuntamiento, Pasaje de Jesús y de nuevo plaza Vázquez de Molina para regresar a Santa María. Desde la organización se ha animado a los ciudadanos a engalanar el itinerario procesional.


Traslado de la Patrona hasta el Santuario del Gavellar


Una vez celebrada por todo lo alto su festividad, y como manda la tradición, Nuestra Señora de Guadalupe regresará a su Santuario del Gavellar, donde permanecerá hasta la celebración de su Romería el día 1 de mayo del próximo año 2012, jornada a partir de la cual volverá a estar de nuevo entre los ubetenses, concretamente en su capilla de la iglesia de Santa María, cerrándose así una vez más el círculo.


El traslado tendrá lugar el próximo domingo, día 11 de septiembre, tras una eucaristía anunciada a las seis y media de la mañana en Santa María. Antes de salir de la ciudad, la Patrona será despedida en el entorno del Molino de Lázaro por la misma persona que la recibió tras la Romería del pasado 1 de mayo, María del Rosario Martínez Elvira. Ésta representará el sentir de los ubetenses ante una nueva marcha de la Chiquitilla del Gavellar.


Después, habrá sendas eucaristías a su llegada a la aldea de Santa Eulalia y al Santuario. Y en este último lugar se vivirá una jornada de convivencia. Para ello se habilitará un servicio de autobús que partirá desde el entorno de Cuatro Caminos una vez que finalice el acto de despedida.