Aspecto del interior de Santa Maria; Antes de 1983

jueves, 31 de diciembre de 2009

27 Años Sin Santa María de los Reales Alcázares (1983 - 2010)

Bonita postal de la Antigua Colegiata de Santa María de los Reales Alcázares en el año 1910; (Foto Gentileza de la Universidad de Sevilla).

El 18 de Julio de 2.010, se cumplen ya 27 años, de la clausura a la cultura y al culto, de la grandiosa iglesia mayor de la ciudad de los cerros: Santa María de los Reales Alcázares.


Se emplaza sobre la zona arqueológica y la mezquita mayor, la Colegiata de Santa María de los Reales Alcázares es la iglesia mayor de la ciudad y en ella se dan cita distintos estilos artísticos, desde el románico hasta el neomudéjar.


La fachada principal es obra tardo renacentista. Las distintas partes que la integran están separadas por pilastras. La portada grecorromana, construida en el siglo XVII, está formada por un arco de medio punto flanqueado por columnas pareadas. El relieve del piso superior representa la escena de la Adoración de los Pastores.


Posee además otra portada, conocida como Consolada, es de estilo clasicista en la que se sitúan los escudos del obispo Dávila.


La planta de la iglesia tiene cinco naves de igual altura, siendo más estrechas las laterales. Las cubiertas están formadas por artesonados de madera imitando el estilo mudéjar, separadas por pilares y arcos ojivales. En los laterales se sitúan capillas que siven de sepultura de obispos y nobles de la ciudad. En algunas de ellas, como la de la Yedra o Nuestra Señora de Guadalupe, cuenta con rejas fabricadas por el Maestro Bartolomé.El claustro se termina a finales del siglo XV. Su trazado es irregular, cubierto con bóvedas de terceletes góticos y rodeado por capillas.

sábado, 12 de diciembre de 2009

Recordando La Conmemoración Del VI Centenario (1381-1981) De La Aparición De La Virgen De Guadalupe En Su Relación Con La Iglesia De Santa María.


El Claustro De Santa María Fue Adornado Con Las Banderas De Todos Los Países De América. En Los Muros Aparecían Cuadros Con Las Imágenes De Las Vírgenes Patronas De Todas Las Ciudades Y Pueblos De España Y Bastantes De América. (Fotos Felipe).
En día 1 de Mayo de 1981, en la lonja del Hospital de Santiago es el recibimiento oficial, pronunciando unas palabras llenas de encanto y sabor mariano el escritor de Úbeda, ya fallecido, Antonio Parra. La Agrupación Coral “Virgen de Guadalupe” interpreta el Himno del VI Centenario, y, en procesión, la imagen de la Virgen queda al culto durante una semana en la iglesia de San Isidoro. Al domingo siguiente, en procesión de rogativas, la Patrona de Úbeda es llevada a la hoy clausurada iglesia de Santa María.

El día veintinueve del mes de Agosto, de ese recordado año, se inaugura una magna Exposición cultural de Cuadros de Patronas de España y del extranjero y de Banderas de Países Latinoamericanos.
Durante la primavera - verano de 1981, la imagen de la Virgen de Guadalupe y con motivo del VI Centenario de la aparición, según la tradición, de la imagen de la Virgen, recibió el amor y veneración de sus hijos de Úbeda en el altar mayor de Santa María (Foto: Felipe).
La imagen de la Virgen; durante su estancia en Santa María, quedó entronizada en el Altar Mayor de Santa María. Así mismo dos de los emplazamientos más importantes del recinto, son la capilla mayor, lugar privilegiado de los santuarios cristianos y la capilla de Santa María de Guadalupe o del Gavellar, zona en la que la imagen de la patrona recibía veneración y oración, durante todos los años en los meses estivales de verano, de sus hijos los ubetenses..

El día treinta, de Agosto, de ese año del Centenario; comienza la muy recordada Novena[1] en honor de la Patrona de Úbeda en la iglesia de Santa María, participando como orador sagrado, Monseñor Jerónimo Bernabeu Oset, hijo de Úbeda, Canónigo de la Catedral de Cádiz, con la intervención todos los días de la Agrupación Coral “Virgen de Guadalupe”.

Durante los días de la novena los niños de Úbeda, hasta los dos años de edad, son pasados por el manto de la tan venerada imagen.

El día ocho, del mes de septiembre; festividad de la Natividad de Nuestra Señora, siendo las once horas se celebra en la emblemática Iglesia de Santa María la solemne Fiesta Principal oficiada por el obispo de la Diócesis de Jaén Miguel Peinado, Peinado, asistido por veintiún sacerdotes entre carmelitas, escolapios, jesuitas y salesianos, muchos hijos de Úbeda y otros llegados de diversos puntos de España para unirse de esta forma a las celebraciones del VI Centenario. El ruinoso templo de Santa María se encontraba totalmente lleno de fieles y miembros de las Secciones de Barcelona, Madrid y Sevilla de la Real Archicofradía, junto a Úbeda, el Alcalde Socialista Gamez[2], representaciones civiles y religiosas, hasta tener que habilitar la parte del claustro que da a la puerta de la Consolada para facilitar el acceso y salida del público.

En presencia de las cámaras de televisión, se hace además acto de entrega a la imagen de la Patrona, el broche de oro de la Ciudad. La Agrupación coral “Virgen de Guadalupe” interpretó la misa a cinco voces de Julián Ezcurra, y unas emotivas jotas inéditas. Al finalizar la Ceremonia se hace entrega por parte del escritor Fernando Álvarez al presidente de la Real Archicofradía, un artístico jarrón de la ciudad de Cáceres, de la que es Patrona la Virgen de Guadalupe.

Por la tarde a las ocho, partiendo de Santa María, se procede a la tradicional procesión, por un recorrido distinto al habitual hasta llegar a la iglesia de San Isidoro. La procesión es presidida por el gobernador civil accidental, secretario general del gobierno Civil, Vicente Merino Soriano, distintas autoridades civiles, religiosas, cofrades y militares. Presidentes de distintas cofradías marianas tanto de España como de Latinoamérica y de la Ciudad. Abriendo la magna procesión la banda de cornetas y tambores de la Cruz Roja Española y cerrándola la Agrupación Musical Ubetense.




[1] La Novena que se celebra al año siguiente; 1982, es la última que se realizó en dicho templo, por motivo de las interminables de restauración que se vienen desarrollando....

[2] José Gámez Martínez, alcalde socialista que fuera de la Ciudad fue el primero de la Democracia e Hijo Predilecto de Úbeda.

jueves, 3 de diciembre de 2009

Acontecimientos Semana Santeras Ocurridas En Santa María De Los Reales Alcázares Durante El Siglo XX,...


Desde 1868, este templo es la sede canónica de la Muy Antigua e Ilustre Cofradía de Jesús Nazareno. Su anteriores sedes fueron desde 1577 a 1836, el convento de San Andrés y desde 1836 hasta 1868 el convento de Las Cadenas.

En 1914 se realizan obras en Santa María que consistieron en reforzar las naves laterales del templo. Ya que desde el siglo XVIII cuando se sustituye la techumbre mudéjar por las bóvedas de yeso y caña, empiezan los problemas de ruina en muros y pilares por el gran peso de las bóvedas que soportan estos. Estos pilares y muros se hicieron para soportar el peso inferior que ofrecía el artesonado del siglo XIV.

En el año de 1921 sale por primera vez de Santa María el desfile penitencial del Cristo de la Espina (Cofradía de la Caída) hasta el año 1929. En 1931 se cierra al culto y se realizan obras de consolidación, se atirantan pilares se hacen arcos rebajados en los pilares de las naves de capillas, se descubre una portada mudéjar al lado de la sacristía. En 1934 se vuelve abrir al culto. Tras el saqueo de Santa María en 1936, la imagen antiquísima de Jesús de las Aguas, que desde finales del siglo XIX se veneraba aquí, fue arrastrada con una soga por el claustro y se corto en pedazos con un hacha y se hizo una hoguera con ella para quemar la valiosa sillería del siglo XVI, el retablo de Pedro Machuca, la custodia de Luis XIV, retablos, imágenes, cuadros y las campanas. Solamente se salvó milagrosamente el Cristo de los Cuatro Clavos, Virgen de Guadalupe, (que fue salvada de entre las llamas por una persona desconocida, y cualquiera sabrá en que sitio de la ciudad estará escondida) y el trono del Cristo Yacente. La iglesia en la guerra fue utilizada como cuartel.

En 1941 el escultor Jacinto Higueras realiza la actual imagen Jesús Nazareno venerándose en un altar provisional situado en el lado de la epístola de Santa María. Un año después en 1942, la Cofradía de la Caída que fue fundada en 1904 en el convento de la Concepción, pasando después al de San Miguel, se reorganiza teniendo su nueva sede canónica desde entonces en Santa María. A su vez encargan al escultor Mariano de Benlliure la magnífica imagen de Jesús Caído. La Capilla de la Yedra de Santa María alberga esta imagen para su veneración algunos años. El escultor Amadeo Ruiz Olmos realiza en 1943 para la parroquia de Santa María la Virgen de los Dolores de la Cofradía de Jesús. Llega el año de 1947 y el patrimonio cultural de Santa María se enriquece una vez más. Ahora con el fabuloso grupo escultórico del Santo Entierro obra del genial escultor Francisco Palma Burgos. Este mismo realiza un impresionante y monumental decorado en la capilla de los Carvajales, para albergar en dicha capilla el grupo escultórico de la cofradía del Santo Sepulcro y Santo Entierro de Cristo.

En el año de 1951 se empieza ha restaurar y decorar en Santa María la Capilla de Santiago a cargo de don Francisco Palma Burgos. El 19 de marzo de 1957, la Real Cofradía de la Humildad celebra su Fiesta principal en este templo de Santa María. Realizando desde el mismo, en la tarde del Jueves Santo de 1957, su desfile procesional.

En 1959 se termina la restauración de la antigua capilla de Santiago, patronato de los Orozco, con la realización de un artístico altar con baldaquino realizado por Palma Burgos, tras la restauración, esta capilla alberga las imágenes de la Cofradía de Jesús Nazareno. En este mismo año un hermano de dicha cofradía costea la nueva imagen de la Virgen de los Dolores obra de Palma Burgos vendiéndose la anterior imagen a la localidad de Torreperogil. El 4 de julio de 1954 se celebró la primera Fiesta Principal de la cofradía de la Santa Cena, ya que en este templo se le pensó dar culto a las imágenes de esta cofradía. En 1965 Palma Burgos realiza la nueva imagen del Cristo Yacente para ser colocada en la actual capilla del Cristo Yacente perteneciente a la cofradía del Santo Entierro. En 1967 la Cofradía de la Caída cambia su titular de capilla y lo traslada a la antigua Capilla de San Gregorio venerándose sobre un magnífico trono de plata Meneases (el de la Virgen de la Amargura),. El Martes Santo de 1970, la Cofradía Penitencial del Cristo de la Noche Oscura realiza su Vía crucis procesional desde este templo Mayor de Úbeda..Durante 1977 se celebra en el templo el IV Centenario de la Muy Antigua e Ilustre Cofradía de Jesús Nazareno celebrándose muchos actos emotivos al titular de la Cofradía. En conmemoración a aquellos actos se instaló en la pared lateral derecha de la capilla una bella lápida de cerámica con la inscripción: “Muy Antigua e Ilustre Cofradía de Ntro. Padre Jesús Nazareno – Conmemoración del IV Centenario -1577-1977-Úbeda”.

En 1981 es el VI Centenario de la Aparición de la Virgen de Guadalupe patrona de Úbeda y se celebra diversos actos de conmemoración en la ciudad y a partir del 20 de junio es trasladada a distintos templos de la ciudad. A partir del 9 de Agosto vuelve otra vez al Altar Mayor de Santa María y en el mismo templo se organiza durante la Novena una magna exposición sobre todas las patronas de España y de Centro América inaugurándose el 28 de Agosto. La fiesta principal es televisada por TVE y. es digno de mencionar que el templo de Santa María estaba repleto de feligreses durante la celebración.

En Febrero de 1983 la cofradía del Santo Entierro pinta y decora su capilla. Las cofradías de Jesús, de la Caída y Santo Entierro celebran por última vez sus fiesta principales en este templo y en mayo del mismo año la Virgen viene a su Capilla de Santa María para recibir veneración por última vez ya que mediante oficio del Alcalde de la ciudad don Arsenio Moreno Mendoza en 18 de Julio de 1983, dirigido al entonces prior de Santa María Diego García Hidalgo, se cierra al culto por problemas de deterioro alcanzado en los elementos susténtales y la Virgen es trasladada en procesión a la iglesia de San Pedro para recibir culto y celebrar su tradicional Novena. Ingenuamente se pensó que las obras durarían un par de años, que desgraciadamente se ha multiplicado por diez. Y que en pleno año 2002, aun no se sabe la fecha de su apertura.

El 23 de Febrero de 1986 se celebró en la iglesia de la Concepción, la Primera Fiesta Principal de la Cofradía de la Virgen de Gracia, en la misma se bendijo la Imagen titular. El Lunes Santo de 1987, esta nueva Cofradía de Nazarenos Virgen de Gracia inicia su primera salida procesional desde la puerta de la Consolada de Santa María.

El día 5 de Abril de 1997 tanto la Unión de Cofradías y Agrupación Arcipestral organizan una manifestación, para reclamar la pronta apertura al culto de la Iglesia de Santa María. El Jueves Santo de 1999, la Cofradía de la Oración en el Huerto inicia su primera salida procesional desde este templo ya que sus anteriores templos fueron de salida fueron desde 1946 hasta 1979 la Capilla del Hospital de Santiago; desde 1980 hasta 1995 la Sacra Capilla del Salvador y desde 1996 hasta 1998 la Iglesia de San Pablo. En Mayo de 1999, la Unión de Cofradías, el Vicario Don José Lomas y los presidentes que de Cofradías que tienen su sede en la Parroquia de Santa María San Pablo, fundan la Asociación Cultural Amigos de Santa María, con el fin de recaudar fondos para recuperar parte del patrimonio litúrgico que la iglesia necesita, para cuando se abra al culto.

De esta clausurada iglesia Mayor, salen varios “pasos”: Nuestra Señora de Gracia el Lunes Santo por la noche. Jesús en la Oración en el Huerto y Nuestra Señora de la Esperanza en Jueves Santo por la mañana. Jesús Nazareno, Virgen de los Dolores, San Juan y La Verónica y el Cristo de la Caída y Nuestra Señora de la Amargura el Viernes Santo, por la mañana. Y el Santo Entierro de Cristo y Santo Sepulcro igualmente el Viernes Santo, por la noche y acompañado por la Procesión General.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Obispos Benefactores De La Antigua Colegiata De Santa María De Los Reales Alcázares.

Escudos heráldicos del Obispo Sancho Dávila, en la Puerta de la Consolada.
Don Sancho Dávila y Toledo. Sancho Dávila Toledo (Ávila, 9 de octubre de 1546 - Plasencia, 5 de diciembre de 1625) fue obispo de varias diócesis españolas y autor de algunas obras de temática religiosa.
De familia distinguida, pero mas que todo eminente por su santidad, su vasto conocimiento y su éxito como orador. Hizo sus estudios eclesiásticos y su doctorado en la Universidad de Salamanca. Fue consagrado Obispo ocupando en diferentes épocas la Sede de Murcia, la de Jaén (entre 1600 – 1615), la de Sigüenza en 1615 y siete años más tarde ocupó la de Plasencia, donde permaneció hasta el día de su muerte.
Fue el confesor de Santa Teresa. Sus siguientes obras en español son escritos de gran valor. “La Debida Veneración a los Cuerpos y Reliquias de los Santos”. (Madrid 1611); “Sermones” (Baeza, 1615), “Los Suspiros de San Agustín”. Del Latín (Madrid, 1601, 1626); y en manuscrito, la Vida de San Agustín y Santo Thomas.

"Electo Obispo de Abila, antes de embiar por las Bulas, fue promovido al Obispado de Cartagena en el año 1591, y de Cartagena a este de Iaén, y Baeza en el 1600, en el qual el 13 de Abril entró en Jaén. Fue obispo de este Obispado hasta mediado el año 1615, en el cual en el mes de Noviembre saliò de Iaén para Sigüenza por Prelado de aquella Iglesia, la qual governó hasta el Año 1622, en que se le dio el Obispado de Plasencia, adonde muriò en el lugar de Xaraizejo a 6 de Diciembre del año 1625".

Fue el promotor de la edificación de las portadas principales de la ubetense Colegiata de Santa Maria.